¿Cómo elegir un Colegio adecuado para mi hijo? (Parte 3)

Entusiasmar a los chicos con volver al colegio sin la frente marchita es tarea digna de un mago. Aquí te presentamos algunos artilugios persuasivos.

Prepara la mochila con ellos el día anterior y sorpréndelos con algún útil nuevo que tenga dibujado alguno de sus personajes preferidos.

Recordarles el reencuentro con sus compinches escolares. Si en el colegio realiza una tarea extracurricular que le guste (gimnasia, manualidades, etc.) es bueno refrescarles la memoria acerca de los entusiasmados que volvían el año anterior de esta actividad.

Acompañarlo el primer día hasta la puerta del colegio -aunque se tenga contratada la camioneta por todo el año- es un lindo gesto que el chico valorará y le brindará seguridad. Es bueno que vea una figura de referencia al saludar a los nuevos maestros y profesores, mostrando que no tiene nada que temer.

El regreso a la vida escolar no debe ser un cambio drástico en la vida de los pequeños. Si durante el verano el niño se inscribió en un club deportivo, comenzó clases de guitarra o de plástica, es bueno que continúe con esas tareas.

Con+tiempo Ed.II


Escribe un comentario