¿Cómo alimentar al bebé adoptado?

Una mujer es capaz de producir leche sin haber dado a luz. La continua succión de los senos estimula la producción láctea y no únicamente la reacción fisiológica que se deriva de la existencia de un embarazo.

La hormona prolactina, producida por la glándula pituitaria, es la encargada del proceso de lactancia y si los senos se estimulan con frecuencia, se incrementan los niveles de dicha hormona y la leche comienza a fluir.

Cabe anotar, sin embargo, que el aumento de los niveles de estrógeno y progesterona durante la gestación prepara el cuerpo de la mujer para el proceso de lactancia, al ampliar los conductos y alvéolos de las mamas. Por lo anterior, será un poco más difícil para aquella que no estuvo embarazada producir leche con la misma eficacia.

La inducción de la lactancia es algo complicado y toma su tiempo. Sin embargo, debe pensarse como una forma de estrechar un vínculo afectivo con el pequeño, de modo que aprenda a reconocer a la madre adoptiva como una figura materna real.

Si usted piensa adoptar un niño, tenga en cuenta lo siguiente:

  • Adquiera una bomba de extracción y estimule el seno cada dos o tres horas, antes del arribo del bebé.
  • Si el pequeño ya está en casa, tiene la opción de utilizar el Suplementador de Lactancia de Medela, una botella que se llena con leche de fórmula y se cuelga alrededor del cuello. La tapa tiene dos tubos delgados a través de los cuales fluye la leche y que se colocan cerca de los pezones, donde se adhieren con cinta microporo. De esta forma, el bebé no sólo recibe la leche que necesita sino que estimula sus pezones para producir aquella natural.

Fuente: ABC del Bebé


Categorías

Nutrición

Admin Madres Hoy

Administrador de Madres Hoy, una web de contenido especializado para las madres de todo el mundo. Descubre los mejores consejos para el cuidado de tu... Ver perfil ›

Escribe un comentario