¿Cómo elegir un Colegio adecuado para mi hijo? (Parte 2)

Para los más pequeños comenzar el kinder es un gran cambio: ya no se encuentran en la seguridad de los lugares y personas conocidas. Perfectos extraños les imponen reglas, deben compartir sus pertenecías, temores y tiempo con gente que no conocen.

El niño ya no es el centro del hogar y se convierte en uno más del grupo. Se inician entonces los primeros pasos en la socialización con sus congéneres: el niño aprende a convivir, respetar y disfrutar de la compañía de los chicos de su edad, factores claves en su crecimiento.

La mayoría de los jardines de infantes respetan el período de adaptación del niño e instan a que los padres o, eventualmente, familiares cercanos como abuelos o tíos acompañen al pequeño un tiempo en la institución durante la primera semana.

  • Los primeros en mostrar alegría y naturalidad en el proceso son los padres y No dramatizar en la despedida.
  • Comprender que para el niño será difícil en los primeros tiempos y ser pacientes.
  • Ser puntual a la hora de recogerlos, si no relacionarán el colegio con la sensación de abandono.
  • Llevarlo el segundo día de clase, no es una mala idea si el chico da muestra de temor al colegio, ya que el ser testigo de las típicas escenas de llantos y manitos que se aferran a las faldas maternales no es un buen escenario para que se inicie en el jardín.
  • Que el pequeño lleve uno de sus juguetes favoritos le dará seguridad y una sensación de familiaridad en su nuevo entorno.

Con+tiempo Ed.II


Escribe un comentario