¿Cómo sé si mi hijo tiene fiebre?

Anteriormente, en otro artículo, hemos comentado que la fiebre es una respuesta del cuerpo al ataque de infecciones. El cerebro manda una orden al cuerpo y éste se calienta para que los gérmenes no “piensen” que el cuerpo en un buen lugar para quedarse.

Ahora bien, ¿cómo sé si mi hijo tiene fiebre? Muy fácil… con solo apoyar suavemente los labios sobre la frente del niño o tocar la piel de su hijo suelen ser suficientes para saber si su hijo tienen o no tiene fiebre. Sin embargo este método no es el más fiable de todos, por lo que tenemos que usar un termómetro para saber que temperatura está teniendo exactamente.

Dependiendo del lugar donde usted tome la temperatura, se indica que tiene fiebre cuando supera los siguientes niveles:

  • 38° C o 100,4° F  medidos rectalmente (en el recto)
  • 37,5° C o 99,5° F medidos oralmente (en la boca)
  • 37,2° C o 99° F medidos en la axila (bajo el brazo)

Los sintomas generales de la fiebre son: dolor de cabeza, dolor muscular, piel enrojecida y caliente, sudoración, ojos vidriosos, respiracion rapida, aumento de la frecuencia cardiaca, sed e irritabilidad.

Si su hijo presenta uno o más sintomas de la fiebre y le ha tomado la temperatura y comprueba que tiene fiebre, consulte con su pediatra para saber los pasos consecutivos para bajar la temperatura corporal.

¿Cómo medir la temperatura rectal?

  1. Lubrique el extremo del termómetro con un gel lubricante hidrosoluble (pregunte al farmacéutico o pediatra).
  2. Coloque a su hijo boca abajo sobre su regazo y sosténgale la cabeza o túmbelo sobre una superficie plana y firme, como por ejemplo un cambiador.
  3. Ponga una mano sobre la zona lumbar de su hijo para que no se mueva.
  4. Con la otra mano, inserte el termómetro lubricado en el recto por la apertura anal, de media a una pulgada (1,25 a 2,5 centímetros). Si siente que hay resistencia, no siga.
  5. Sostenga el termómetro entre el segundo y tercer dedo. Tranquilice a su hijo y háblele en voz baja.
  6. Espere hasta oír el número de pitadas correspondientes u otra señal que indique que ya se puede leer la temperatura. Si desea llevar un registro, anote la temperatura y la hora del día.

¿Cómo medir la temperatura oral?

  1. Espere 20-30 minutos después de que su hijo termine de comer o beber para medir la temperatura oral y asegúrese de que su hijo no tiene chicle o dulces en la boca.
  2. Coloque el extremo del termómetro bajo la lengua y pida a su hijo que cierre los labios. Recuérdele que no apriete los dientes y pídale que se relaje y respire con normalidad por la nariz.
  3. Espere hasta oír el número de pitadas correspondientes u otra señal que indique que ya se puede saber la temperatura. Lea y anote el número que aparece en la pantalla y la hora del día.

¿Cómo medir la temperatura axilar?

  1. Quítele a su hijo la camisa o camiseta interior y póngale el termómetro en la axila (debe tocar solo la piel, no la ropa).
  2. Coloque el brazo de su hijo sobre el pecho para sujetar el termómetro.
  3. Espere hasta oír el número de pitadas correspondientes u otra señal que indique que ya se puede leer la temperatura. Lea y anote el número que aparece en la pantalla y la hora del día.

Tanto la temperatura rectal como la oral nos brindarán exactamente la fiebre que nuestro niño tenga, pero la técnica más usada es la temperatura axilar. Nunca tome la temperatura a su hijo inmediatamente después de bañarlo o si ha estado muy abrigado durante algún tiempo; esto puede afectar el nivel de la temperatura. Nunca deje a un niño solo cuando le esté tomando la temperatura.


Categorías

Salud

Admin Madres Hoy

Administrador de Madres Hoy, una web de contenido especializado para las madres de todo el mundo. Descubre los mejores consejos para el cuidado de tu... Ver perfil ›

Escribe un comentario