¿Qué es el Bullying? (I)

Si comienza a observar una disminución impensada en el rendimiento académico de su hijo, si su vida social disminuye más aún, si se torna retraído, deprimido, manifiesta cambios en la conducta escolar y, hasta se resiste a asistir a clases, usted está ante un posible indicio de tener un niño acosado.

El acoso escolar o como se lo conoce en su término inglés, bullying, es cualquier forma de maltrato psicológico, verbal o físico producido entre escolares de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado.

Esta violencia se da mayoritariamente en el aula o en el patio de las escuelas y los protagonistas suelen ser niños o niñas entrando a la adolescencia.

Una de las grandes dificultades para los padres para hacerse frente al acoso de sus hijos es que es muy difícil su detección. Normalmente, la víctima no dice lo que le está pasando, ya que les resulta muy difícil confesar el sufrimiento que les producen sus propios compañeros.

No existe una causa valedera para ser víctima del bullying o para ser su agresor. Según los expertos, el rol de la familia y como ésta resuelve los problemas es la clave. Si en el hogar los conflictos se resuelven a través de la violencia, si los padres hacen una supervisión escasa de sus hijos, si los adultos no expresan afecto hacia los miembros de la familia, si hay demasiada permisibilidad o todo lo contrario, entonces la probabilidad de que la violencia sea una forma de relacionarse con los demás es muy alta.

Existen diferentes formas de acoso escolar: Se pueden distinguir 6 tipos de bullying:

  1. Exclusión: Ignorar a una persona asilándola, para que no pueda participar en las interacciones con el resto del grupo. Esa suele ser la primera estrategia del agresor: aislar a la víctima para asegurarse de su superioridad para acto seguido, intentar dominarla o someterla.
  2. Agresiones verbales: Insultos, burlas, ridiculizaciones… Pueden ser desde cualquier tipo de hándicap o discapacidad, la pertenencia a una minoría étnica o religiosa, o incluso una cualidad positiva que posea, como por ejemplo ser brillante en los estudios o llevarse bien con los adultos.
  3. Agresiones contra sus propiedades: Robar cosas, esconderlas, estropearlas…
  4. Agresiones físicas: Empujones, golpes…
  5. Coacciones: exigirle que haga algo en contra de su voluntad. Suele ser frecuente que le pidan dinero, que realice trabajos escolares o someterle a participar en situaciones que no desea.
  6. Acoso sexual: Puede ser verbal mediante palabras que ofenden sexualmente, o bien forzando a participar en situaciones de carácter sexual.

Categorías

Familia, Salud

Admin Madres Hoy

Administrador de Madres Hoy, una web de contenido especializado para las madres de todo el mundo. Descubre los mejores consejos para el cuidado de tu... Ver perfil ›

Escribe un comentario