¿Qué es el líquido amniótico?

El líquido amniótico es un fluido acuoso que rodea y amortigua al feto en desarrollo en el interior del saco amniótico. Permite al feto moverse con libertad dentro de la pared del útero sin que las paredes de éste se ajusten demasiado a su cuerpo. También le proporciona sustentación hidráulica.

Funciones del líquido amniótico:

El líquido amniótico tiene diversas y muy importantes funciones durante el embarazo:

  • Mantiene la temperatura del feto constante: de esta manera, los cambios bruscos en la temperatura exterior no afectan al futuro bebé, que se encuentra a una temperatura homogénea durante todo el embarazo. En ciertas regiones con clima continental, las temperaturas son altas en verano y bajas en invierno. El feto apenas notará la diferencia entre ambos extremos.

  • Incorpora algunos nutrientes: ya desde el cuarto mes de embarazo el feto tragará gran cantidad de líquido amniótico, familiarizándose con su sabor, y obteniendo de él algunos nutrientes.
  • Permite el movimiento del feto: el futuro bebé puede moverse a sus anchas (con más dificultad en la última fase del embarazo) en este medio líquido en el que se desarrolla.
  • Protección anti-golpes: cualquier golpe que pueda sufrir la tripa de la embarazada queda amortiguado, en parte, por el líquido que rellena la bolsa.
  • Protección anti-microbiana: una función tremendamente importante para que los embarazos puedan desarrollarse con normalidad. El líquido amniótico protege al feto de microbios que puedan entrar desde la vagina de la madre, evitando infecciones y otras complicaciones.

El líquido amniótico se renueva constantemente durante el embarazo ya que el feto traga abundante cantidad de líquido y orina en él.

Hay una prueba, llamada amniocentesis que analiza una muestra del liquido amniótico y con este estudio se puede determinar el sexo del bebe, enfermedades cromosómicas o genéticas y muchas otras más.


Escribe un comentario