¿Qué es la Espina Bifida?

La espina bífida es una malformación congénita del tubo neural, que se caracteriza porque uno o varios arcos vertebrales no han fusionado correctamente durante la gestación y la médula espinal queda sin protección ósea.

La principal causa de la espina bífida es la deficiencia de ácido fólico en la madre durante los meses previos al embarazo y en las tres semanas siguientes.

Existen dos tipos de espina bífida:

  • Oculta: aparece un pequeño defecto o abertura en una o más vértebras, la médula espinal y los nervios no están alterados.
  • Abierta: es el tipo más grave. La lesión suele apreciarse claramente como un abultamiento, en forma de quiste, en la zona de la espalda.

En general, cuanto más alta se encuentre la vértebra/s afectadas, más graves serán las consecuencias. Dichas consecuencias pueden incluir:  hidrocefalia, trastornos neurológicos, dificultades de memoria o concentración, debilidad muscular, alteraciones urinarias y genitales, pubertad precoz o criptoquidia, entre otros.

La prevención de los defectos del tubo neural es muy fácil en los embarazos planeados. Estas alteraciones aparecen en las 3 primeras semanas de gestación, cuando muchas mujeres aún no son conscientes de estar embarazadas.

Tres de cuatro malformaciones congénitas del tubo neural podrían evitarse si la madre toma un suplemento de ácido fólico desde 3 a 6 meses antes de embarazarse y durante los 3 primeros meses de gestación.


Un comentario

  1.   Antonia dijo

    Primero felicitarles por la información, me ha parecido muy interesante.
    Tengo Chiari tipo 1 y espina bífida, estamos pensando en quedarme embarazada.
    Por favor podrían decirme si puedo tener un bebe.
    Muchísimas gracias.

Escribe un comentario