¿Qué es una alergia alimentaria?

Una alergia alimentaria es aquella reacción de nuestro organismo desencadenada por el consumo, contacto o inhalación de algún alimento, como ser huevos, maní, leche o algún otro alimento.

Las alergias alimentarias se caracterizan porque solo se produce en algunos individuos y suele ocurrir luego del consumo de una pequeña cantidad del alimento en cuestión.

Los alergenos son proteínas que se encuentran de forma natural tanto en animales como en plantas. Estas proteínas estimulan al sistema inmune de algunas personas, dando lugar a una respuesta excesiva y patológica que se conoce como reacción alérgica.

No se debe confundir la alergia a alimentos con la intolerancia a los alimentos, que es la incapacidad de consumir ciertos alimentos o nutrientes sin sufrir efectos adversos sobre la salud. Los efectos pueden ser más o menos rápidos sobre la salud. La intolerancia a los alimentos se distingue de las alergias en que estas últimas provocan una respuesta del sistema inmune y las intolerancias se deben en general a déficit enzimáticos que impiden la adecuada metabolización del nutriente.

Cualquier alimento puede causar una reacción alérgica, pero sólo unos cuantos alimentos son los principales culpables. En los niños, las alergias alimentarias más comunes son a:

  • Huevos
  • Leche
  • Maní
  • Mariscos (camarón, cangrejo, langosta, caracoles, almejas)
  • Soya (soja)
  • Nueces
  • Trigo

Una alergia alimentaria frecuentemente se inicia en la infancia, pero puede comenzar a cualquier edad. Afortunadamente, muchos niños superan las alergias a la leche, la soya, los huevos y el trigo para cuando tienen 5 años de edad si evitan el consumo de estos alimentos cuando son pequeños. Las alergias al maní, las nueces y los mariscos tienden a ser de por vida.

Los síntomas de una alergia alimentaria puede ser muy variada, incluso el mismo alimento no desencadena siempre la misma sintomatología y esta influido por una serie de factores: edad del paciente, cantidad y calidad de alimento, enfermedades asociadas, etc.

Los síntomas más comunes son las manifestaciones digestivas (inflamación de la boca, nauseas, dolor abdominal, flatulencias y diarrea), manifestaciones cutáneas (urticaria y/o angiodema, dermatitis atópica), manifestaciones respiratorias (asma, rinitis) y anafilaxia.

La lactancia materna puede ayudar a prevenir las alergias. Aparte de esto, no hay una forma conocida de prevenir las alergias alimentarias, excepto demorar la introducción de alimentos causantes de alergias en los bebés hasta que el tracto gastrointestinal haya tenido la posibilidad de madurar. El momento adecuado para esto varía de un alimento a otro como así también de un bebé a otro.

Una vez que se ha desarrollado una alergia, el hecho de evitar con cuidado el alimento causal generalmente ayuda a prevenir problemas posteriores.

Fuente: MyB


Categorías

Nutrición

Admin Madres Hoy

Administrador de Madres Hoy, una web de contenido especializado para las madres de todo el mundo. Descubre los mejores consejos para el cuidado de tu... Ver perfil ›

2 comentarios

  1. Gracias por la mencion, es un tema que muchas veces
    las mamas no tomamos en cuenta

  2.   Foody dijo

    Muy completo el informe, me parece muy bien que se marque la diferencia entre alergia e intolerancia alimentaria, ya que estos términos suelen confundirse con frecuencia. Excelente artículo Soledad, saludos!!

Escribe un comentario