¿Qué hacer para prevenir un parto prematuro?

Un parto prematuro es aquel que se da antes de las 37 semanas de gestación, y por más que haya resultado un éxito siempre será motivo de preocupación. Existen factores que pueden convertir un embarazo normal a uno de riesgo y la posibilidad de un parto prematuro.

Lo importante es controlar estos factores de riesgo y eliminar el máximo de probabilidad de tener un parto prematuro, debiendo tener mayor cuidado mujeres que tuvieron ya un parto prematuro, abortos espontáneos o si el embarazo es múltiple.

  • Dejar de fumar, lo ideal es dejar de fumar antes de quedar embarazada, de no haber sido posible deje de fumar apenas sepa de su embarazo, o apenas pueda hacerlo; es mejor tarde que nunca.
  • Evitar la ingestión de bebidas alcohólicas de manera regular.
  • No consumir drogas o sustancias toxicas.
  • Nutrición balanceada, los alimentos que ingiere deben ser equilibrados para poder obtener de ellos los nutrientes necesarios y no sólo engordar, también se deben tomar los suplementos vitamínicos recetados por el médico garantizando y sano crecimiento y desarrollo del embarazo ganando el peso adecuado en cada etapa.

  • Cualquier infección puede desencadenar un parto prematuro, por lo que debe tener mucho cuidado de adquirirlas: contar con una buena salud bucal y visitando al dentista para evitar infección en las encías, tomando bastante agua y orinar con frecuencia para evitar infecciones urinarias, no tener contacto con enfermos, usar condones en las relaciones sexuales para evitar una infección al líquido amniótico, etc.
  • Evitar mantenerse de pie por tiempos prolongados, si tiene un trabajo que le exige mantenerse de pie por mucho tiempo debe pensar en reducir sus horas o dejar de trabajar.
  • Evite realizar trabajos pesados y/o estresantes, al igual que mantenerse de pie, son perjudiciales para el embarazo y debe pensar en dejar de trabajar.
  • Mantener una vida familiar armoniosa, la violencia familiar y la carga emocional que supone puede afectar a la madre desencadenando el parto.
  • Relaciones sexuales u orgasmos durante los dos últimos meses pueden iniciar contracciones y precipitar el parto, no sucede en todos los casos, su médico le informará si su embarazo es propenso, pero si usted se da cuenta que las relaciones sexuales u orgasmos le generan contracciones uterinas debe comunicarse inmediatamente con su médico.

Escribe un comentario