¿Qué son los ejercicios de Kegel?

Si bien los efectos de los ejercicios de Kegel no se pueden percibir visualmente, algunas mujeres los utilizan para reducir la incontinencia urinaria (pérdidas de orina) que el bebé causa al apoyarse sobre la vejiga. Los ejercicios de Kegel ayudan a fortalecer el “piso muscular de la pelvis” (los músculos que ayudan en el control de la orina).

Los ejercicios son fáciles y los puede hacer en cualquier momento que tenga unos pocos segundos libres: mientras está sentada en su auto, en el escritorio o al estar parada en una tienda. ¡Nadie se dará cuenta de que los está haciendo!

Para ubicar los músculos que debe utilizar, haga cuenta de que quiere dejar de orinar. Contraiga esos músculos por unos pocos segundos y luego aflójelos. Si está utilizando los músculos correctos, sentirá un tirón. O coloque un dedo en el interior de su vagina y sienta cómo se contraen. Su médico también la puede ayudar a identificar los músculos correctos.

Al hacer los ejercicios de Kegel, tenga en mente lo siguiente:

  • No contraiga otros músculos (estómago o piernas, por ejemplo) al mismo tiempo. Tiene que concentrarse en los músculos que está ejercitando.
  • No contenga la respiración mientras hace los ejercicios, ya que es importante que su cuerpo y los músculos continúen recibiendo oxígeno.
  • No practique en forma regular los ejercicios de Kegel mientras orina, ya que su vejiga se puede vaciar parcialmente y aumentan las posibilidades de tener una infección urinaria.

Escribe un comentario