10 típicos miedos en el parto

Cuando la mujer embarazada, y más si es una madre primeriza, está transitanto el último trimestre los miedos al parto de van agrandando y es importante tener conciencia de que, pasado el momento del parto, verás y conocerás a la persona más importante de tu vida, es por eso que en MadresHoy.com vamos a derribar esos mitos del parto.

  • “… no darme cuenta de que empecé con contracciones de parto”.
    Si bien la sensibilidad y la reacción a las contracciones es diferente en cada embarazada, ésta es una situación muy poco probable, siempre que hablemos de embarazos normales. La sensación de que se inició el trabajo de parto es completamente distinta a cualquier otra vivida con anterioridad. Lo importante es no desesperar, ni olvidar que se está atravesando un evento fisiológico.

  • “… que mi bebé nazca con el cordón umbilical enroscado”.
    La circular de cordón puede ser de diversos tipos y no debería ser motivo de preocupación. Es muy raro que desencadene algo grave. Durante el trabajo de parto se está controlando en todo momento al bebé y de existir alguna disminución en la oxigenación, el médico podrá determinarlo con suficiente antelación como para evitar que sufra.
  • “… agotarme de pujar y quedarme sin fuerzas”.
    Si bien algunos trabajos de parto duran más de lo común, existen muchos métodos para producir cierta analgesia y permitirle a la mamá pasarlo confortablemente hasta que llegue el momento de la expulsión. Además, el pujo espontáneo (no el obligado) es un acto que no se puede frenar mediante la voluntad y que, por lo tanto, podrán hacerlo perfectamente en ese momento.
  • “… no aguantar el dolor de las contracciones”.
    Las pacientes que hicieron un buen curso de psicoprofilaxis toleran mucho mejor el trabajo de parto y lo viven más placenteramente. Incluso muchas deciden hacerlo de la forma más natural posible, sin estimular las contracciones, sin anestesia peridural, ni episiotomía. De todas maneras siempre pueden disponer de procedimientos analgésicos para atravesar este momento sin mayores molestias.
  • “… que me duela mucho cuando me apliquen la peridural”.
    La peridural implica algo especial ya que para aplicarla se emplea otra anestesia. Es decir que para colocarla en la región dorsal se usa una anestesia de piel que hace que la paciente no sienta ningún dolor.
  • “… que me quede una cicatriz muy grande si me hacen una cesárea”.
    La medida de la cicatriz de cesárea tipo transversal es standard y, siempre y cuando se trate de una operación sin mayores dificultades, son pequeñas y no se notan demasiado.
  • “… tener muchas horas de trabajo de parto”.
    El trabajo de parto puede prolongarse y no hay que temer a esto. Es un proceso fisiológico. Por el contrario, habría en todo caso que temerle a todos los procedimientos tendientes a apurarlo, ya que lo que sólo aumentan es la posibilidad de terminar en una cesárea o que haya algún inconveniente. El trabajo de parto espontáneo tiene altas posibilidades de culminar favorablemente.
  • “… lo que pueda pasar si rompo bolsa antes de tiempo”.
    Si se rompe bolsa antes del trabajo de parto y se trata de un embarazo de término, habrá que ir al sanatorio a la brevedad. Probablemente el trabajo de parto se desencadene en las próximas horas, pero no hay por qué preocuparse ya que es muy frecuente y la paciente tiene altas posibilidades de desarrollar un trabajo de parto totalmente normal.
  • “… que salga mal la episiotomía”.
    Esta intervención, que sólo se debe realizar cuando es necesaria, tiene una técnica adecuada y su evolución es bastante favorable y sin grandes molestias.
  • “… desmayarme del dolor”.
    Un parto es un evento fisiológico que se puede manejar perfectamente y en el que siempre hay un médico presente para asistir a la embarazada. Este episodio es extremadamente raro y hablaría de la existencia de alguna patología.

2 comentarios

  1.   liliana peque dijo

    hola me gusta mucho esta pagina porque me aclaran muchas dudas. me faltan solo 4 semanas para tener a mi bebe y siento un miedo terrible porque estoy sola con mi marido sin ningun otro familiar y eso me da miedo porque me gustaria tener a mi mama en la hora del parto pero se que todo va a salir bien.a ver si me aconsejan algo para no tener tanto miedo.
    gracias.

  2.   lucia dijo

    Hola Liliana, como estas? No puedo aconsejarte nada para que no tengas miedo, solo quería decirte que te relajes (puedes practicar algunas técnicas de relajación mediante la respiración) y disfrutes mucho mucho este último tramo del embarazo. El momento del parto tendrás a tu marido para que te ayude y contenga, él también estará nervioso. El parto durará poco y luego tendrás el placer de conocer a tu hijo/a, que será el mejor momento de tu vida. Te deseo lo mejor… y disfruta!!
    Sigue comentándonos y luego cuentános sobre tu hijo.

Escribe un comentario