Actividad fisica y embarazo: recomendaciones (I)

Muchas veces hemos hablado de lo beneficioso que resulta hacer ejercicio durante el período de gestación, aunque es beneficioso durante todas las etapas. Además de que nos ayuda a no ganar mucho peso durante el embarazo, también nos ayuda a la corrección postural, a la respiración y a mantenernos sanas tanto física como mentalmente. Esto nos proporciona una mejor condición física, que nos permitirá enfrentarnos mejor al parto y a sus riesgos o complicaciones.

Como siempre decimos, antes de comenzar cualquier actividad física, por mínima que sea, tu médico deberá evaluar el estado de tu embarazo y ver si no corres ningún riesgo haciendo actividad física. También te aconsejara que tipo de ejercicio es el más conveniente según el estado del embarazo.

Si eras una mujer bastante sedentaria, con el embarazo no te pongas a hacer todo el ejercicio que no hiciste antes de quedar embarazada, además de cansarte en demasía, podrás hacerle daño a tu bebé. Por lo tanto, si eras una mujer sedentaria, comienza muy suavemente a realizar ejercicio.

Se recomienda que si una está pensando en quedar embarazada, prepare el cuerpo para esperar al bebé. Así como tomamos ácido fólico o vitaminas prenatales, hacer ejercicio prenatal es muy bueno.

Hay que establecer una rutina de ejercicios, estableciendo las sesiones semanales que más nos convengan. Tres, o mucho mejor, cuatro días, o incluso ejercicio diario es lo mejor. Así mantendremos los músculos flexibles y se llegará en buena forma física al momento del parto y de la recuperación.

Cuando notes un cansancio excesivo o alguna molestia física, para de hacer ejercicio hasta recuperarse. Si las molestias no cesan o se incrementan, lo mejor es detenerse y acudir a tu médico obstetra para que determine las causas.

Próximamente te esperaremos con muchas más recomendaciones para hacer ejercicio si estás embarazada.


Escribe un comentario