Actividad fisica y embarazo: recomendaciones (III)

En recomendaciones anteriores acerca de realizar ejercicio durante el embarazo, hemos hablado de varios temas importantes, así como lo son la alimentación, la hidratación, la ropa adecuada o los tipos de ejercicios a realizar y como realizarlos.

Debido al centro de gravedad desplazado y a las articulaciones más laxas por el embarazo, debemos ser conscientes del mayor riesgo de sufrir accidentes, sobre todo caídas, y por tanto habremos de ejercitarnos con precaución.

Es preferible realizar pequeñas “dosis” de ejercicios durante todo el día que realizar mucho todo junto, sobretodo en la recta final del embarazo donde nos sentimos más agotadas por el peso de la panza y también para no sobrecargar los músculos.

La respiración en los ejercicios es muy importante. Debes inspirar por la nariz y espirar por la boca. No retengas el aire mientras te entrenas porque puedes aumentar la tensión arterial. La frecuencia cardiaca debes controlarla para saber a que intensidad te estas ejercitando. Se recomienda que durante el embarazo no se superen las 130 pulsaciones por minuto.

Si pasas tu embarazo en el verano, entonces procura no salir en horarios donde hace mucho calor. Si hace mucho calor, opta por hacer ejercicios en casa o caminar por lugares refrigerados.

A muchas personas el hacer ejercicio es un rutina que tienen que incorporar porque no les queda otra, no encuentran nada divertido en hacer actividad física. Por eso te recomendamos hacer divertidas tus ejercicios. También puedes hacer ejercicio con el papá, con otras mujeres embarazadas o con amigas que te ayuden a hacer el ejercicio más divertido.


Escribe un comentario