Actividades divertidas para pequeños niños

jugandoSi tu hijo ya no es un bebé pero aún no va al jardín, debes entretenerlo con divertidas actividades ya sean en tu casa o cuando sales.

Ya vimos las actividades que puedes realizar con tu bebé, hoy te daremos aquellas que puedas hacer con tus niños de entre 1 y 4 años.

  1. Tren chuchu: A los niños pequeños les encantan los medios de transporte. Revisa los horarios de los autobuses que hacen recorridos circulares o de los trenes de cercanías. Por muy poco dinero, o gratis en algunos casos, podrás llevarte a tu pequeño de paseo, apartándote de la rutina y el asiento de siempre, para que admire el mundo desde una nueva perspectiva.
  2. Amasa risas: Deja que tu hijo juegue con un poco de masa para hacer pizza. Como no es muy pegajosa ni demasiado suave, tiene la consistencia perfecta para sus deditos, y si le ofreces un rodillo de amasar multiplicarás su diversión. Compra la masa (congelada o descongelada), o hazla tú misma. ¡Incluso puedes cocinar una pizza con una parte de la masa mientras tu hijo juega con la otra!
  3. Paquete de lujo: Si has observado alguna vez a un niño pequeño mientras abre un regalo, te habrás dado cuenta de que por regla general está mucho más interesado en los lazos, las cintas y el papel de envolver que en lo que hay dentro del paquete. ¡Aprovecha esta fascinación! Envuelve algo pequeño, como un juguete que ya tengas o una postal, con mucho papel, cintas y lazos (la sección más colorida del periódico es perfecta para esto). Preséntale el paquete con mucha ceremonia.
  4. ¡Un avión!: Averigua si en tu aeropuerto hay una torre de observación, o una sala con grandes ventanas desde donde se puede ver despegar y aterrizar a los aviones. Llévate el almuerzo y disfruta el espectáculo.
  5. Hogar, dulce hogar: La próxima vez que compres algo grande para tu casa, como un refrigerador, una televisión o una computadora, guarda la caja de cartón. Abre un agujero para que haga de puerta y otro como ventana y deja que tu hijo la decore por fuera con pinturas y pegatinas. Le gustará mucho tener una casita a su medida, donde puede entrar con todos sus peluches favoritos. ¡No te olvides de hacerle una foto!
  6. De color rosa: O verde o azul… Unas gotitas de colorante para alimentos convierten la hora del baño en algo muy especial. Es aún más divertido mezclar dos colores primarios, como azul y rojo para hacer morado. No te preocupes: tu hijo no saldrá de la bañera morado como una ciruela porque unas gotitas de colorante no le teñirán la piel.
  7. Viaje al pasado: ¿Te acuerdas de esas viejas fotografías de tu tercer cumpleaños o de tu primer día de cole? Sácalas, acurrúcate con tu hijo en un sofá, y haz un viaje en la máquina del tiempo. ¡Los videos de tu boda también le gustarán! Y, por supuesto, los videos de su primera infancia le resultarán fascinantes, así que prepara una merienda y vete al “cine” familiar.
  8. Rábanos veloces: Si quieres ofrecerle a tu hijo un poco de jardinería con resultados gratificantes y muy rápidos, no hay nada mejor que plantar unas semillas de rábano. ¡Las primeras hojas verdes salen en pocas semanas! Compra una bolsita de semillas en un hipermercado o en una floristería (son muy baratas) y plántalas con tu hijo en un rincón soleado del jardín. Si no tienes jardín, plántalas en una maceta grande en el balcón o junta a una ventana orientada hacia el sur. A tu pequeño jardinero le encantará hacer los agujeritos, poner las semillas y cubrirlas con tierra. La diversión continúa, porque podrá regar las semillas, ver crecer los rábanos y, al final, comérselos.
  9. Comida monocolor: A los adultos nos gusta tener una variedad de alimentos en el plato, pero a los niños a menudo les gusta la uniformidad y les puede divertir preparar una cena en la que todos los alimentos son del mismo color. Así que pídele que te ayude a encontrar alimentos para preparar una cena monocolor. Por ejemplo, amarillo: limonada, huevos revueltos, maíz y piña. Verde: pasta con pesto, judías verdes y kiwis. O naranja: crema de calabaza y zanahoria, batata y jugo de naranja.
  10. Caza natural: Dale a tu hijo una bolsa o un cubo e vayan a “cazar” cosas de la naturaleza. Déjale recoger todo lo que le guste: piñas, hojas, piedras, palitos. Cuando lleguen a casa, dale una cartulina y pegamento y ponlo a hacer un collage o una escultura. Quizás también le guste pintar una piedra, ¡y hasta puede que se convierta en su mascota favorita!

2 comentarios

  1.   NeRinaa dijo

    necesito un juego de aprendizaje para niños de 10 a 11 años..pero tiene que ser pra aprender y sobre la nutricion.. me podrian ayudar??

  2.   Yanina dijo

    Soy de buscar mucho en internet asuntos dedicados a niños, mi nena tiene 22 meses,y asi aprendo mucho. Hacía mucho que no encontraba una página tan buena, interesante seria y comprometida. Felicito a este equipo de “madres hoy” por su entusiasmo y creatividad. Un cariño inmenso desde Rosario Argentina. Yanina (32 años).

Escribe un comentario