Al cine con nuestro bebé: la “sesión teta”

5462519055_4086fb0d1c_b

¿Cuántos cines permiten el acceso de niños pequeños a las sesiones de adultos? ¿En cuántos cines te permiten salir y entrar para atender a tu bebé a mitad de la sesión? ¿En cuántos establecimientos nos permiten dar el pecho en público a nuestro hijo? ¿y en cuantos lugares oficiales?

Cuando tenemos un bebé nuestra vida cambia de forma radical, nada cambiará nuestra vida como que aparezca un bebé, que depende en todo momento de nosotros. Si además, le damos el pecho supone que no podemos separarnos de nuestro hijo mas de 2 o 3 horas. Ser madre resulta una tarea muy difícil de conciliar con cualquier otra actividad. Siempre pensamos en el trabajo, pero realmente no es solo el trabajo lo que se nos dificulta, el acceder a la cultura, al ocio o las compras con un bebé también, resulta muy difícil hacer ninguna tarea y no digamos ya si lo que pretendemos es algo tan sencillo como ir al cine.
Los profesionales de la Sanidad estamos muy comprometidos con el tema de la protección y promoción de la Lactancia Materna, la OMS recomienda que siempre que sea posible la Lactancia Materna se realice de forma exclusiva hasta que el bebé tenga seis meses de edad y después se mantenga, tras introducir el resto de alimentos hasta los dos años de vida. Para ayudar en esta tarea en los Centros de Salud se realizan talleres de apoyo a la lactancia de forma regular. Y fue una enfermera desde uno de estos talleres, quien planteó la posibilidad de que se realizasen sesiones de cine en las que las mamás acudiesen con sus bebés y pudieran darle el pecho o salir a cambiar al bebé sin que nadie se molestase…Y así surgió: “la sesión teta” en el Centro Comercial la Vaguada de Madrid.
Se trata de una sesión especial a la semana para que las madres puedan acudir con sus bebés y sus acompañantes. En la ‘sesión teta’ se adapta el volumen de la película y la temperatura de la sala para que sean adecuados para los bebés. Por supuesto no importa que los bebés lloren, haya que salir a cambiarlos o se muevan y hagan ruido. La sesión es más barata, unos 6 €, tanto para las madres como para el resto de acompañantes.

¿Os animáis?


Escribe un comentario