Amigos imaginarios, una infancia saludable

Existe un sinfín de mitos asociados a la infancia en relación con los amigos imaginarios. Una corriente de pensamiento asocia el desarrollo de amigos imaginarios con una sensación de soledad por parte del niño o la niña. Sin embargo, la realidad es que el desarrollo de amigos imaginarios no sólo no es contraproducente, sino que fomenta la imaginación en los más pequeños.

Los amigos imaginarios son fuente constante de ilusión, diálogo y divertimento entre los más pequeños.

Son muchos no obstante, los pediatras que se muestran favorables al desarrollo de amigos imaginarios durante la infancia ya que los niños que desarrollan esta habilidad, suelen ser más propensos a expresar lo que sienten sin ningún tipo de problemas.

Adicionalmente, los últimos estudios llevados a cabo informan que los niños que desarrollan un amigo imaginario son menos agresivos y se muestran más tolerantes y dóciles en relación a su entorno.

Conviviendo con un amigo imaginario…

  • Nunca trate el tema como si no fuera normal
  • Muestre su interés por saber más de él
  • Preste atención a los momentos en los que hace acto de presencia
  • Nunca lo niegue
  • Informe a su hijo que su amigo imaginario es únicamente de él y que es por este motivo que nadie más puede verlo ni hablar con él.

Por último, sólo en los casos en los que el amigo imaginario esté presente a tiempo completo evitando que su hijo inicie su proceso de relaciones sociales con normalidad, si muestra episodios de agresividad o conductas erróneas, se hace necesaria la intervención de un especialista.


Categorías

El bebé

Bebes Mundo

Bebesmundo era una web dedicada al mundo de los bebés. Actualmente está integrada en Madreshoy.com formando una web de mayor tamaño y con una... Ver perfil ›

Escribe un comentario