Aprendizaje del bebé a los 2 1/2 años

Un niño pequeño de 2 ½ años está aprendiendo a desarrollar conciencia de él mismo. Es importante para él desarrollar cierta autonomía- para que comience a entender el concepto de “yo” aparte de “tú”. Puede que se le acerque lleno de cariño a usted y en un momento le aparte. El niño usa palabras como “yo,” “mío” y “no” que son intentos de definirse a sí mismo como el hacedor de sus propias decisiones.

Los comportamientos que parecen negativos, como hacer rabietas o arrojar objetos pueden ser una sana señal de que necesita controlar el mundo a su alrededor

Les encanta correr y jugar a juegos bruscos, como también dibujar y garabatear con movimientos grandes y circulares.
Controla bastante bien su cuerpo, puede esquivar cosas cuando corre, puede mantenerse en punta de pie para alcanzar cosas, o sostenerse con un solo pie por unos segundos.

Recién ahora comienza a entender lo que significa compartir, y le encanta jugar con otros niños.

Sigue aun con a testarudez y la negación al igual que mandón, pero también sabe respetar lo que le dicen.

Los cambios de animo se pueden dar en un segundo, de golpe esta feliz y contento y luego le agarra rabietas.

Aun hablan la mayoría de las veces con acciones, como: ir, correr, mirar, comer.

Comprenden mejor las órdenes e indicaciones habladas si además le muestras cómo hacerlo.

Puede decir números, pero todavía no puede contar cosas. Tampoco puede prestar atención a más de una cosa a la vez.

Tienen mucha curiosidad acerca de lo que es cada cosa, para qué sirve y cómo funciona.

Puedo ver cómo algunas cosas son “iguales” y otras son “diferentes”. Puedo traerte la cesta “grande” y encontrar dos calcetines del mismo color.

Ya  puede comer bien con cuchara y tenedor.

Para ayudar a que su niño aprenda…

  • Deje que su hijo experimente con las agujetas de sus zapatos y los bloques de colores. Haga patrones con los bloques, deje que su hijo imite los patrones. Nombre los colores según juegue con ellos.
  • Juegue a “seguir al líder.” Muestre a su hijo formas divertidas de moverse y haga que le imite: corra deprisa, ande despacio, como un patito, salte como un conejito, galope como un caballo. Hagan turnos para ser el líder.
  • Continúe leyéndole, contándole historias y hablando sobre las cosas que están sucediendo. Pero recuerde, el lenguaje va en ambos sentidos. Escuche y responda a las palabras de su niño pequeño. Anímele a que “lea” para usted, a que describa las cosas que ha visto y a que conteste a sus preguntas.
  • Dé a su hijo formas simples para que dibuje el contorno, como un vaso o su mano. Hable acerca de las formas y ayúdele a encontrar otras cosas que dibujar.
  • Anime a los miembros de la familia a que se involucren en las actividades del niño a su mismo nivel. El niño necesita sentirse integrado y necesita aprender que es parte de la familia.
  • Siempre que sea posible, busque oportunidades seguras y razonables en donde le pueda permitir a su hijo que tome sus propias decisiones, de forma que pueda practicar su creciente independencia.

Categorías

Aprendizaje

Admin Madres Hoy

Administrador de Madres Hoy, una web de contenido especializado para las madres de todo el mundo. Descubre los mejores consejos para el cuidado de tu... Ver perfil ›

Escribe un comentario