Aprendizaje del bebé a los 2 años

Los niños a partir de los 2 años, son unos grandes imitadores. Les encanta realizar juegos bruscos como caerse y volverse a levantar, sube y baja escaleras o cualquier cosa donde el pueda practicar saltos.

Él puede montar un juguete y dirigirlo alrededor de las cosas. Sus manos están ocupadas empujando, tirando, retorciendo, volteando y apilando. Las palabras “yo” y “mío” son sus favoritas. Puede que sepa muchas palabras y que las use para hacer dos o tres frases.

Puede ser que su hijo muestre interés en otros niños, pero todavía no entiende el concepto de compartir.
Es muy común todavía que tenga miedo a sonidos muy fuertes, como sirenas, la aspiradora, una licuadora…
Les encanta mandar, negar y hacer cosas a su modo, son testarudos y desafiantes, ya que a todo momento te ponen a prueba, es muy normal que te conteste “es mío,” “vete de aquí,” “no me gusta” y “no” muchas veces.

Es el periodo de las preguntas, donde quieren saber todo.

Ya puede quitarse solito la ropa y volvérsela a poner, con un poco de ayuda, pero sabe donde va puesta cada prenda.

Hay que tener cuidado, ya que de seguro sabe abrir puertas y hacer girar llaves.

Cómo ayudar a que su hijo aprenda

  • Invente una canción o una historia utilizando el nombre de su hijo. Cambie la letra para que esté acorde a las acciones o los sentimientos de su niño. Esto puede ayudar a calmarlo cuando esté gruñón.
  • Dibuje y coloree formas simples en un pizarrón utilizando gises de colores – – un círculo, un cuadrado, – – un triángulo y una estrella. Después dibuje, coloree y recorte formas que encajen con las dibujadas. Muestre a su hijo cómo encajar las formas recortadas con las formas dibujadas en el pizarrón.
  • Dele a su hijo una brocha para pintar, un periódico y un platito con agua de pintura. Déjele pintar el periódico. La diversión a esta edad consiste en sumergir los pinceles, dar pinceladas y ver cómo aparece el color. No espere ver un dibujo.
  • Proporcione a su hijo juguetes que se puedan apretar y arrojar, juguetes en los que se pueda montar, algo que pueda golpear, un saco de golpear, o una almohada para que realice sus juegos activos.
  • Ayude a su hijo a que se sienta capaz y a gusto consigo mismo haciéndole saber cuándo usted piensa que ha hecho un buen trabajo – – apilando bloques, arrojando una pelota, poniendo las servilletas en la mesa, recogiendo los juguetes o colgando su chaqueta. Diga gracias con su sonrisa y sus abrazos.
  • Diga a su hijo qué debe hacer en lugar de qué no debe hacer. En lugar de decir “no corras en la cocina”, diga, “camina en la cocina”. Un lenguaje positivo y unas expectativas claras ayudarán a que el niño sienta que hace las cosas bien.

Categorías

Aprendizaje

Admin Madres Hoy

Administrador de Madres Hoy, una web de contenido especializado para las madres de todo el mundo. Descubre los mejores consejos para el cuidado de tu... Ver perfil ›

Escribe un comentario