0

Aspecto general del recién nacido (parte II)

En la anterior edición de esta guía hemos comenzado a hablar acerca de los aspectos generales del recién nacido, en el que hemos comenzado a describir su posición llamada “posición fetal” y los reflejos con los que nacen, llamados “reflejos primitivos”.

Hoy comenzaremos a detallar las partes del cuerpo, partes a tener muy en cuenta con el crecimiento del bebé y sus posibles cambios.

Cabeza:

Como todas ya saben, la cabeza es la parte del cuerpo que abre paso a través del canal de parto. El cráneo del bebe esta formado por varios huesos independientes que luego se irán fusionando, esto permite que su cabeza se “deforme” para poder pasar por el canal de parto y que no sufran traumatismos ni él ni la madre. Esta “deformidad” de su cabeza irá desapareciendo a lo largo de los primeros días de vida.

Los huesos separados que le hemos comentado, usted podrá notarlas perfectamente en su pequeña cabeza. Son las llamadas fontanelas, teniendo una en la parte frontal de la cabeza, en forma de rombo y otra en la parte posterior de la cabeza, de menor tamaño y en forma de triángulo.

Usted podrá tocar la cabeza del bebé  y no le afectará a estas fontanelas, eso si, no las presione. Usualmente podrá verlas como suben y bajan al ritmo del latido de su corazón, no se asuste, es perfectamente normal.

Las fontanelas desaparecerán cuando los huesos del cráneo se cierren. Esto puedo ocurrir entre los 12 y 18 meses para la fontanela anterior y unos 6 meses para la posterior.

Además de las fontanelas y el deformamiento de la cabeza por el parto, la cabeza de un recién nacido podrá presentar una o varias protuberancias provocadas por el traumatismo del parto, conocidas como “caput succedaneum” o “tumor del parto”. Se trata de una zona circular del cuero cabelludo hinchada y amoratada que generalmente se encuentra en la parte posterior de la cabeza. Aunque fuera provocado por el parto, no quiere decir que se vea afectado o lesionado el cerebro. Suele desaparecer en unos pocos días.

Rostro:

Ten en cuenta que todo el cuerpo del bebé estuvo sumergido en fluido, por eso puede verse su cara un poco hinchada en el momento del parto. Esto cambiará significativamente a los pocos días de vida. También podrás notar que los rasgos faciales pueden estar bastantes distorsionados debido a la posición que tenia dentro del útero de la madre y por el aplastamiento que sufrió al recorrer el canal de parto, pero no te preocupes, todo volverá a la normalidad a los pocos días.


Escribe un comentario