2

Fomentar la creatividad en los niños

La creatividad es la forma mas libre que tenemos de expresarnos. Esta capacidad ayuda a los niños a enfrentar sus sentimientos, a estimular su inteligencia y a reconocerse como ser único con características peculiares. De allí la importancia de estimular la creatividad de nuestros hijos. Les presentamos aquí algunos consejos para hacerlo con éxito.

Ocio infantil y tiempo libre
En una sociedad marcada por el estrés, el movimiento constante y la presión de ocupar el día en tareas útiles y productivas, ha surgido la necesidad ineludible: la de buscar espacios para relajarse y disfrutar del tiempo libre.

Estos cambios no afectan solamente la vida de los adultos. Desde pequeños, los niños ven alargarse su jornada escolar con actividades complementarias, en un intento por parte de los padres de solucionar las incompatibilidades horarias que afectan al núcleo familiar.

Por eso, educar para el tiempo libre es una tarea que adquiere mayor importancia día a día. El niño aprenderá desde pequeño a disfrutar de sus espacios de ocio si se le enseña que hay un tiempo para cada cosa, que la distracción y el descanso son tan importantes como las actividades destinadas a potenciar su desarrollo intelectual y físico.

Relación con la creatividad
Es importante recordar que el ocio es un contexto imprescindible para favorecer el desarrollo de la creatividad. En los momentos en los que el niño no esta presionado por pautas fijas acerca de que cosas tiene que hacer y cómo debe encararlas, se siente libre para expresar sus ideas, emociones, inquietudes y deseos. Así, la creatividad en la que está trabajando se convierte en algo propio.
Uno de los tipos más importantes de tareas creativas para los niños es el juego. Através de él utilizan materiales familiares en nuevas maneras o de formas poco usuales e interpretan papeles imaginativos. Por ejemplo, cuando crean personajes y dramatizan situaciones.

Muchos pares subestiman el valor del juego en las vidas de sus hijos. Les parece que están perdiendo el tiempo en una tarea inútil. Prefieren que desarrollen otras actividades como dibujar, pintar o hacer sus tareas. En esos casos están olvidando que los juegos fomentan el desarrollo físico, mental y social del niño.

Aburrimiento versus entretenimiento constante

Hay que tener en cuenta que aprovechar el tiempo libre se aprende. La mayor parte de los niños están habituados a que sus padres los acompañen en sus juegos o que les digan que tienen que hacer o que los entretengan de forma constante. Por eso, si les proponemos que hagan loe que quieran es muy probable que no sepan que hacer o que nos digan que están aburridos.

Ejercitar la libertad, saber lo que uno quiere o qué es lo que le causa más placer, es un ejercicio muy difícil. Pero, como el desarrollo de la creatividad depende de que el niño se exprese libremente, es indispensable enseñarle a nuestro hijo a utilizarla. En este caso, el aburrimiento puede ser un estimulo para que el niño comience a crear juegos desde su imaginación, a construir historias en las que él mismo sea el protagonista o a inventar canciones para expresarse.

Actividades que favorecen la creatividad
Como venimos diciendo el juego es una de las actividades que más estimula la creatividad. Para promoverlo, ofrézcale a su hijo materiales con los que se pueda expresar libremente, tales como arcilla, masa o bloques. Permítale diseñar y crear libremente, através de la manipulación, sin cesuras ni criticas.

Las dramatizaciones y las representaciones con títeres, los bailes, los disfraces , tener un escondite, una casita de juegos o un refugio, son muy buenos medios para inventar roles y aventuras propias.

También el dibujo, la pintura o las tareas manuales son excelentes actividades creativas. Deje que su hijo se exprese en papeles grandes, sin darle a copiar ningún dibujo preestablecido o que siga un patrón. Proporciónele objetos descartables para que el niño invente sus propios juguetes. Un títere con una bolsa de papel, un camión con una caja de zapatos, etc.

La fluidez verbal y un buen vocabulario son herramientas indispensables para expresar mejor sus ideas y sentimientos

Estimúlelo a hablar, a contar cosas que le preocupan o entusiasman. Por otro lado, favorezca su flexibilidad de pensamiento , ayudándolo a ver que un problema puede tener varias soluciones.

Los cuentos son una forma muy recomendable para que nuestro hijos den rienda suelta a la fantasía y la imaginación. Cuéntele al menos uno diariamente pero permita que el intervenga en la historia, que proponga como continua o finaliza el cuento o que dramatice determinadas escenas.

La creatividad en enemiga de la rutina. Por lo tanto es importante hacer de forma conjunta planes divertidos para romper la monotonía diaria.

¿Cómo crear un entorno adecuado para cada niño?
Permítale a su hijo jugar o leer dónde se encuentre más cómodo. Si prefiere realizar actividades tendido en el suelo o en el sofá, no insista en que se siente en una silla para hacerlo. Es probable que prefiera abandonar la creatividad antes que cambiar de sitio.

Si nota que el pequeño se concentra mejor con música o con ruidos de fondo, no intente convencerlo de que el silencio es mejor.

Identifique mediante una atenta observación los estímulos que mejor funcionan en el caso de su hijo (auditivo, visuales, táctiles) y aprovéchelos para fomentar su creatividad.

Para tener en cuenta
Para satisfacer las necesidades de sus hijos de ser creativos y de expresarse libremente, augúrese de proveer actividades basadas en sus intereses e ideas. Aprenda a escuchar atentamente lo que le están diciendo.
Intente no juzgar, evaluar o comparar las expresiones creativas de sus hijos.
Produce que el pequeño aprenda pronto a ponerse en la posición de los demás (amigos, hermanos, abuelos..) y que advierta que hay múltiples formas de afronta un problema.

Un poco de asistencia y dirección puede ser de ayuda, pero tenga cuidado de no interferir con las exploraciones creativas de sus niños.

Permita que cometan errores, sólo así se constituirán nuevos aprendizajes. Los grandes descubrimientos y avances tecnológicos se han logrado a partir de muchos intentos y errores previos, porque las personas creativas se atreven a hacerlo.

Conéctese con su propia creatividad. Si nosotros no nos atrevemos a fantasear, a movernos, a utilizar nuestras aptitudes lúdicas, no podremos transmitirles a ellos el placer de crear. Desinhibirse no es fácil, pero vale la pena, los resultados cuentan más que el esfuerzo.
Es importante que los niños tengan libertad para expresar sus fantasías libremente, para que el luego puedan compararla con la realidad. Ellos deben aprender que hay un tiempo para cada cosa y que las dos son buenas.


2 comentarios

  1.   margarita dijo

    Me parecio muy util para mi trabajo de desarrollo infanti GRACIAS

    1.    Redacción Madres hoy dijo

      Gracias a ti por leernos! ;)

Escribe un comentario