0

Métodos anticonceptivos (I)

meneame_share

Métodos anticonceptivos

El mundo de los anticonceptivos a menudo es olvidado a pesar de la gran importancia que tiene cuando no se desea tener un bebé o aún no se está preparado para ello. Por éste motivo vamos a conocer los anticonceptivos más de cerca.

Preservativos masculinos

Es el método más conocido y se trata de una funda delgada de látex que se coloca antes de iniciar la relación e impide que los espermatozoides tengan contacto con la vagina protegiendo así de un embarazo no deseado a la vez que protege de enfermedades de transmisión sexual (ETS). Es de un solo uso y su eficacia es de un 97%, la mayoría de las veces que “falla” es debido a una mala colocación o a un mal uso, por ejemplo, utilizar dos preservativos a la vez es un gran error porque con el roce corre el riesgo de romperse con más facilidad.

Los preservativos se caducan y de esa forma también tienen más riesgo a que se rompan. Si has usado uno caducado deberás comprobar que no se ha roto, si es así no tienes de qué preocuparte.

Diafragma femenino

Es una semiesfera de látex flexible que se coloca en el fondo de la vagina antes de iniciar la relación y cubre completamente el cuello del útero. No se debe retirar hasta 8 horas después de haber tenido relaciones y se pueden tener relaciones consecutivas sin necesidad de cambiarlo.

Antes de usarlo debes ir al ginecólogo para que te indique tu talla adecuada y te enseñe a ponértelo, además es recomendable aplicar espermicida para aumentar su eficacia. Puedes volver a utilizar el mismo diafragma siempre y cuando lo limpies con agua tibia y lo guardes seco en un recipiente cerrado.

Éste método no protege completamente de ETS.

Preservativo femenino

Es una funda delgada de poliuterano que recubre las paredes de la vagina e incluso los labios, protegiendo así tanto del embarazo no deseado como de ETS, muy parecido al preservativo masculino.


meneame_share

Escribe un comentario