Llegó el momento de dejar el pecho. Así es un destete respetuoso.

beb-feliz

Hasta hace no demasiados años dar el pecho tenía fecha de caducidad. La sociedad e incluso los profesionales sanitarios, llevados por ciertas, creencias aconsejaban a la madre no prolongar la lactancia mucho mas allá del momento en el que el bebé comenzaba a tomar purés.

Por suerte esto ha cambiado. Las recomendaciones de la OMS y de cualquier sociedad científica son claras; lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses y después complementada con alimentación sólida hasta los dos años o mas.

Pero llega un momento en que es necesario realizar un destete. ¿Cómo hacerlo sin que suponga un auténtico drama tanto para la mamá como par el bebé?

Tipos de destete

El destete puede ocurrir por diferentes motivos y de diferentes maneras. Hay unas maneras mas sencillas y satisfactorias y otras mas complicadas…No siempre podemos elegir la forma en que se produce este destete…

El bebé decide que ya es suficiente

Puede ocurrir que llegado el momento sea el bebé quien decida que no quiere seguir lactando. Si este es tu caso, enhorabuena. Has conseguido llegar a la meta que supone el momento en que tu bebé es lo suficientemente maduro como para decidir destetarse solo.

Es normal sentirse un poco decepcionada y a veces, incluso sentir que nuestro hijo, de alguna forma, nos rechaza…Nada mas lejos de la realidad. Tu bebé acaba de hacer una transición muy importante, deja de ser lactante para entrar en la primera infancia.

Destete forzoso

También puede ser que necesites realizar el destete antes para incorporarte al trabajo. En este caso quizás puedas mantener algunas tomas como complemento de su alimentación o incluso como alimento principal. Te aconsejo leer este post para realizar el destete progresivamente y no tener problemas.

Destete por necesidades del bebé

Puede que el bebé tenga algún problema de salud y nuestro pediatra nos aconseje complementar el pecho con alguna toma de fórmula. Esto no requiere destetar al bebé, siempre le ofreceremos primero el pecho y después el complemento.

O también puede que el bebé tenga alguna alergia o intolerancia. Son casos raros pero que nos pueden obligar a dejar el pecho, consulta con tu matrona para que no tengas problemas de mastitis o ingurgitaciones.

bebe-feliz

Destete de “mutuo acuerdo”

Es la situación ideal. Tanto el bebé como la mamá están preparados para dejar la lactancia y el proceso supone una transición tranquila hacia otra etapa tan bonita como la anterior…

Por desgracia no suele ser lo habitual…

El bebé sigue pidiendo el pecho, pero la mamá necesita dejarlo

Lo primero es respetar los tiempos que tu cuerpo y tu bebé necesitan.

Es importante que lo hagas de forma paulatina. No intentes hacerlo de golpe, tu cuerpo se tiene que acostumbrar poco a poco a la disminución de producción de leche. Así evitarás problemas de mastitis, ingurgitación…etc

Cuando ya hemos realizado una lactancia prolongada, es necesario destetar al bebé y el bebé no está por la labor, es importante realizar el destete de forma respetuosa.

lactancia-en-tamdem

“No ofrecer, no negar”

No niegues al bebé el pecho cuando te lo pida.

No le ofrezcas el pecho si no te lo pide.

Es una forma de destete muy respetuoso y el menos doloroso para el bebé. El inconveniente es que no sabemos el tiempo que puede durar, puede ser muy largo.

Si queremos hacerlo mas corto existen ciertos trucos que nos pueden ayudar.

Evita los lugares y las situaciones en que el bebé pide pecho

Distrae al bebé. Anticípate a esos momentos y ofrece al bebé alternativas que le resulten atractivas y capten su atención, haciendo olvidar el momento del amamantamiento.

Si realmente tiene hambre puedes ofrecerle otro alimento, que también le guste, como sustituto. Ojo, no hablamos de ofrecer chucherías, necesita alimentarse y puede elegir entre diferentes alternativas, “igual que los mayores”. Este suele ser un argumento bastante convincente.

Negociar. Cuando el bebé es lo suficientemente mayor y puede entender lo que le pedimos se puede negociar con él los momentos en que tomará el pecho. Es importante que lo entienda y lo admita, “solo para dormir” o “solo después de cenar” por ejemplo. Puede que después sea otra persona quien le duerma y le cuente un cuento o le cante una canción, haciendo que olvide el pecho de su mamá…

Ten paciencia. El bebé poco a poco irá aceptando la disminución de las tomas. Se comprensiva y entiende que puede que si el bebé se pone malito o está nervioso te pida el pecho para estar cerca de ti y tener el consuelo del calor de su mamá…


Categorías

Consejos, El bebé

Nati Garcia

Soy matrona, madre y desde hace un tiempo escribo un blog. Me preocupan mucho todo lo relacionado con la maternidad, la crianza y el crecimiento... Ver perfil ›

Escribe un comentario