Bebés celíacos

Esta enfermedad suele aparecer en los pequeños cuando comienzan a incorporar harinas y cereales en la dieta del bebé. Se inicia en niños de entre 6 y 24 meses, quienes luego de ingerir gluten presentan variados síntomas: bajo peso, diarreas crónicas, esteatorrea, distención abdominal, meteorismo, vómitos, inapetencia, etc.

Al cabo de unos meses, si el pequeño no recibe el tratamiento adecuado comienza a desarrollar signos físicos de la enfermedad:

  • Baja estatura y estancamiento en el crecimiento.
  • Abdomen abultado.
  • Palidez y piel seca.
  • Cabello opaco.
  • Humor irritable.
  • Diarreas pastosas, abundantes, espumosas,grasosas, muy mal olientes y de un color amarillo grisáceo.
  • Mal estado general.

La gravedad de las consecuencias que produce la enfermedad tienen que ver con el momento en que se haya presentado y el tiempo que se demoró su detección y tratamiento, por esa razón es que los pediatras aconsejan a las mamás a introducir alimentos con gluten una vez que el bebé ya tenga más de 6 meses de edad.


Escribe un comentario