Beneficios del amamantamiento

La leche materna es una sustancia viva, contiene tantas células como la propia sangre. En algunas sabias culturas milenarias como en la India se la denomina “sangre blanca”. Estas células pueden destruir activamente parásitos, bacterias y hongos y contribuyen a regular la respuesta inmunológica, los gérmenes se multiplican menos y con menos rapidez en la leche materna, la leche materna no solo es un buen alimento, es además una buena medicina.

Podemos dividir y agrupar los beneficios para el bebé en cuatro tipos:

Ventajas nutritivas:

  • Se digiere mejor y más rápido (tiene enzimas digestivas: lipasa y lactasa entre otras).
  • Tiene 3.6 veces menor cantidad de sodio que la leche de vaca (menor posibilidad de deshidratación, menos hipertensión).
  • Tiene grasas y proteínas de mejor calidad (sobre todo para el desarrollo del cerebro).
  • El hierro se absorbe casi en su totalidad (menos anemia).
  • Su composición se adapta a las necesidades de la edad (es distinta para un bebé de término que para un prematuro).
  • La lactosa ayuda a prevenir el raquitismo y en la absorción de calcio y el desarrollo del cerebro.

Protección contra infecciones:

  • Tiene linfocitos y macrófagos que destruyen gérmenes activamente.
  • Es higiénica (está siempre preparada, a temperatura justa y estéril).
  • Tiene el Factor Bífido que impide el sobredesarrollo de gérmenes en el intestino.
  • Tiene anticuerpos que protegen al niño de las enfermedades a las que estuvo y está expuesta la madre.
  • Tiene docenas de agentes antinflamatorios.
  • Hay 10 veces menos internaciones en el bebé que toma pecho.
  • Hay 30 veces menos riesgo de diarrea.
  • Hay 3 veces menos riesgo de infecciones respiratorias.
  • Hay 4 veces menos riesgo de sepsis (infección generalizada y grave) a algunos gérmenes frecuentes en la infancia.
  • Hay 8 veces menos riesgo de enterocolitis necrotizante (Infección intestinal con gran mortalidad).
  • 4 a 16 veces menos riesgo de meningitis por Haemóphilus (protección que dura 10 años).
  • Hay 3 veces menos riesgo de Otitis media.

Protección contra la alergia:

  • Impide la entrada de proteínas extrañas al intestino y al sistema.
  • Tiene Zinc y ácidos grasos polinsaturados de cadena larga que contribuyen a una buena respuesta inmunológica.
  • Un solo biberón que se le dé al niño en los primeros días de vida puede aumentar las posibilidades de alergias. Todas las preparaciones para lactantes, incluida la leche de soja, comportan riesgo de alergia.
  • Menor incidencia de Psoriasis en los bebés alimentados a pecho.
  • Menor incidencia de Asma.
  • Menor incidencia de Colitis Ulcerosa y Enfermedad de Crhon.

Otros beneficios:

  • Menor incidencia de muerte súbita.
  • Mejor respuesta a las vacunas y capacidad para luchar contra las enfermedades.
  • Mejor desarrollo psicomotriz, emocional y social.
  • Mayor Cociente intelectual (niños 20% más inteligentes).
  • Menos riesgo de diabetes.
  • Menos riesgo de hipertensión arterial.
  • Hay 9 veces menos riesgo de cáncer y linfomas en la infancia.
  • Menor producción de caries y problemas de ortodoncia (aparatos).
  • 35% menos riesgo de obesidad futura.

Escribe un comentario