Calendario Semanal del Embarazo (Parte 12)

En la semana 22 del embarazo, el bebé ya ha comenzado a desarrollar las papilas gustativas en la lengua, al igual que el sentido del tacto. Es posible que su bebé comience a experimentar con su nuevo sentido del tacto acariciando su propio rostro, chupándose el dedo, o tocando otras partes del cuerpo y mirando cómo se mueven.

También continúa desarrollándose el sistema reproductivo, en el caso del varón, los testículos han comenzado a descender del abdomen; en las mujeres, el útero y los ovarios ya están en el lugar adecuado y la vagina se ha formado totalmente.

En este período comienzas a tener unas contracciones irregulares e indoloras denominadas “contracciones de Braxton-Hicks”, tu útero se esta preparando para el gran día. Es posible que tengas una sensación de compresión en el abdomen. No te preocupes: tu bebé podrá sentir la contracción que comprime al útero, pero las contracciones de Braxton-Hicks no son peligrosas ni dañinas para el.

En el caso que las contracciones se vuelven más intensas, dolorosas o frecuentes, póngase en contacto con su médico inmediatamente, ya que las contracciones dolorosas y regulares pueden ser una señal de trabajo de parto prematuro.

Es muy posible que comiences a sentir movimientos bruscos de tu bebé dentro de la panza, ya que está comenzando a ejercitarse las piernas, los brazos, los dedos, los pies.

Tu bebé ya tiene grasa acumulada, pero la piel aún esta floja, es por eso que se la ve como arrugadita.
En estos momentos tu bebé casi ha llegado a pesar 500 gramos. Si en esta semana se iniciara el trabajo de parto prematuro y naciera el bebé, éste podría sobrevivir con la ayuda de asistencia médica experta, pero el niño podría quedar con problemas de salud permanentes desde leves hasta graves. Con el avance de la investigación y el conocimiento en este campo de la medicina fetal, el pronóstico a largo plazo de los bebés prematuros mejora año tras año.

Cuanto más se acerque a la fecha establecida de parto, más difícil le será dormir. La ansiedad, la necesidad frecuente de orinar, la acidez, los calambres en las piernas y el malestar general se pueden traducir en poco descanso durante las noches para la mujer embarazada. Pero la salud de su bebé y la suya dependen de que usted descanse lo necesario. Prueba darte un baño de agua tibia, escuchar una música relajante, beber una infusión que la ayude a prepararse para dormir.

Muchos médicos recomiendan a las mujeres embarazadas dormir de costado, en vez de espalda o boca abajo, para no interrumpir el flujo sanguíneo hacia la placenta. Si estas posiciones le resultan incómodas, pruebe colocar una almohada entre las rodillas para aliviar la presión de su peso al dormir de costado.

kidshealth


Escribe un comentario