Calendario Semanal del Embarazo (Parte 15)

En la semana 28 tu bebé esta pesando alrededor de 1kg y mide unos 25 centímetros de la coronilla al cóccix.

En la próxima consulta prenatal, es posible que tu médico te indique si el bebé está ubicado de cabeza o de nalgas en su vientre. Los bebés que estén colocados de nalgas tendrán que nacer mediante una cesárea. Sin embargo, su bebé todavía dispone de dos meses más para cambiar la posición; no se preocupe si ahora se encuentra de nalgas. La mayoría de los bebés cambian de posición solos.

Los pliegues y surcos del cerebro del bebé continúan su crecimiento y expansión. Además, el bebé sigue formando más capas de grasa y continúa el crecimiento del cabello.

Tu médico posiblemente le haya hecho unos análisis de sangre al comienzo del embarazo. Algo que se mide en estos análisis de sangre es el factor Rh, una sustancia que se encuentra en los glóbulos rojos en la mayoría de la gente. Si no la posees (si eres Rh negativo) pero tu bebé sí (es Rh positivo), tu bebé corre el riesgo de sufrir problemas de salud, como la ictericia y la anemia. Su médico puede prevenir estos problemas dándole una vacuna denominada “inmunoglobulina Rh” en la semana 28 y nuevamente después del parto.

El bebé continúa estando activo y esos primeros movimientos suaves se han transformado en patadas y sacudones que pueden llegar a dejarte sin aire.

Si notas una disminución en el movimiento del feto, cuente las patadas. Tu bebé debe moverse, por lo menos, unas 10 veces por hora. Si tu bebé hace menos de 10 movimientos, habla con tu médico.

Durante el embarazo, es importante tomar hierro para reponer la provisión de glóbulos rojos. Debes comer, por lo menos, 30 miligramos de hierro por día. Dado que la deficiencia de hierro es algo común durante el embarazo, es posible que tu médico te recomiende hacerte un análisis de sangre para controlar tu nivel de hierro. Si es bajo, tendrás que tomar un suplemento de hierro.

kidshealth


Escribe un comentario