Calendario Semanal del Embarazo (Parte 17)

Cada vez falta menos para poder tener a tus bebés dentro de tus brazos. Ya tiene bien definido las pestañas, las cejas y el cabello en la cabeza. El vello, denominado “lanugo”, que ha cubierto a su bebé desde el comienzo del segundo trimestre comienza a caer aunque parte se mantiene en los hombros y la espalda hasta el nacimiento.

El bebé ya mide aproximadamente 29 cm y pesa alrededor de 1,8 Kg. En el caso que se adelantara ahora el parto, no habria problemas ya que el bebé tendría excelentes probabilidades de supervivencia fuera de su vientre y todos sus organos estan bien desarrollados.

Es común que durante las consultas prenatales, tu médico controlará tu presión arterial, tu orina y cualquier signo de hinchazón. Síntomas como el aumento repentino de peso, la hinchazón de las manos o de la cara, los dolores de cabeza o los cambios en la vista pueden ser un indicio de preeclampsia (también llamada “toxemia del embarazo”). Esta afección produce presión alta y concentración de proteínas en la orina. Recuerde comentarle al médico si tiene alguno de estos síntomas, ya que esta dolencia puede afectar tanto a la madre como al feto durante la segunda mitad del embarazo.

Durante estas últimas semanas antes del parto, los miles de millones de neuronas del cerebro del bebé lo están ayudando a aprender sobre el ambiente dentro del útero. Tu bebé puede oír, sentir y hasta ver algo. Los ojos del bebé pueden detectar la luz y las pupilas se pueden contraer o dilatar como respuesta a la luz. Al igual que un recién nacido, su bebé duerme la mayor parte del tiempo e incluso experimenta la etapa de movimiento rápido de los ojos. Ésta es la etapa del sueño durante la cual tenemos los sueños más vívidos.

Los pulmones del bebé ya casi están completamente formados. La grasa continuará depositándose en el cuerpo del bebé para protegerlo y abrigarlo. Los bebés aumentan considerablemente de peso en las últimas semanas antes del nacimiento.

Puesto que faltan tan sólo 2 meses para el parto, es posible que ya esté pensando cómo soportar el dolor durante el nacimiento del bebé. Entre las muchas cosas que debe aprender, interiorícese de las técnicas más comunes de control del dolor. Éstas incluyen técnicas de respiración, medicamentos para aliviar el dolor, que se dan a través de inyecciones, y la anestesia peridural, que consiste en que los médicos colocan un catéter muy delgado y blando en la parte lumbar de su columna. Elija lo que elija, cuanto más sepa sobre el tema, más informada será su decisión. Si bien todavía no tiene que tomar ninguna decisión, hable con su médico ahora para saber cuáles son sus opciones.

Kidshealth


Escribe un comentario