Cómo celebrar un cumpleaños infantil sin pasarte de presupuesto

Que tu hijo disfrute con sus amigos es fundamental

Cuando se acerca el cumpleaños de los niños es probable que sientas cierto vértigo. Es una fecha muy especial porque es cuando trajiste a tu hijo/a al mundo, pero al mismo tiempo sabes que puede ser un gran desembolso que quizá no te venga demasiado bien. Pero claro, es una fiesta de cumpleaños y es tu hijo… no es algo que deba pasar como si nada, pero tampoco debes pasarte de presupuesto.

Hoy en Madres Hoy, queremos darte algunos consejos para que puedas celebrar el cumpleaños de tus hijos y que no sea demasiado para tu bolsillo. Existen algunas estrategias que puedes emplear para que el cumpleaños de ti hijo/a sea especial y para que además, podáis disfrutar de una gran fiesta.

El tiempo es importante

Aunque no te lo creas el tiempo en que celebras la fiesta de cumpleaños es muy importante tenerlo en cuenta. Después de la comida y antes de la cena es el mejor momento para hacer una fiesta de cumpleaños, es decir, en la merienda. Los niños y los adultos no esperan una comida completa, con un simple picoteo y la tarta es más que suficiente y además tanto niños como padres se lo pueden pasar bien. 

Si los niños son pequeños lo normal es que la fiesta sea para niños y padres -por lo que te puede salir algo más caro-. Si los niños son algo más mayores se puede hacer una fiesta de cumpleaños solo para los niños y te saldrá algo más económico.

fiesta de cumple serpentina

Planifica con suficiente tiempo

Si aún quedan dos meses para el cumpleaños de tu pequeño/a, entonces es el mejor momento para empezar a planificar la fiesta de cumpleaños de tu pequeño/a. De esta manera y con tiempo suficiente podrás comparar precios para comprar comida, prepararlo o incluso para buscar centros de diversión para que se encarguen de todo. A veces, merece la pena buscar un sitio para celebrar el cumpleaños o apostar por un servicio profesional que te haga buenos precios.

Invitaciones digitales

Hasta no hace muchos años muchos padres se gastaban bastante dinero en invitaciones en papel para todos los amiguitos de sus hijos… Pero hoy en día eso resulta innecesario. Con las nuevas tecnologías, los eventos del Facebook o las tarjetitas que se pueden enviar digitalmente por whatsapp es más que suficiente para que invites a todos los amiguitos de tus hijos y que además, no te tengas que dejar demasiado dinero en ello, más bien… ¡no te dejarás nada!

Cumpleaños compartido

Si no te importa que tu hijo/a comparta el protagonismo con otros niños, entonces será una buena idea celebrar un cumpleaños compartido. Esto quiere decir que si la fiesta de cumpleaños de tu hijo está cerca del cumpleaños de algún otro amiguito, puedes valorar de hablar con otros padres y hacer la fiesta doble. Tanto tú como los padres del otro niño podréis repartiros el dinero que va a costar todo así como las responsabilidades. Solo tendrás que asegurarte que cada niño tiene su propio pastel y también, su tiempo de protagonismo en la fiesta, ¡los dos deben ser los protagonistas de la tarde!

Piensa en cómo quieres que sea la fiesta

Para poder ahorrar en la fiesta de cumpleaños de tu hijo/a es importante que tengas una idea de qué quieres montar para que se adecue a su edad e intereses. A veces los niños disfrutan mucho de un día de campo con su familia y amigos sin necesidad de mucho más. Quizá otra opción que puede ser interesante es hacer una merienda en un centro comercial, en el bajo de una casa, en un local infantil… Busca y compara precios para saber qué te puedes permitir y dónde te hacen las mejores ofertas.

fiesta de cumple familia

Pero recuerda que a veces una buena oferta no significa que sea una buena opción. Busca calidad – precio y que el servicio que estás pagando que realmente merezca la pena. A veces merece la pena pagar un poco más y que el servicio sea de calidad y realizado por profesionales.

Hacer un pastel casero

Hacer un pastel no es demasiado complicado, hay recetas muy sencillas de hacer y que además pueden quedar unos pasteles deliciosos. Incluso hay pasteles que no necesitan ni tiempo de horneado, por lo que ahorrarás energía eléctrica y tiempo. Si no tienes tiempo puedes pedirle a alguien que sepa hacer buenas tartas que te haga una comprando tú los ingredientes y pagando a esa persona por su tiempo. 

Una decoración humilde pero bonita

Si vas a celebrar la fiesta de cumpleaños en tu casa no es necesario que tengas que decorar hasta el más mínimo detalle porque te puede salir muy caro, además gastarás dinero en decoraciones que al final del día acabarán en la basura. Por eso, lo ideal es ir a lo seguro… que no falte una pancarta de cumpleaños -que puedes hacer  a mano y quedará mucho más bonita-, globos, confeti… ¡y música para ambientarlo todo!

Juegos en casa

Si tienes la idea de celebrar el cumpleaños de tu pequeño/a en casa pero no quieres gastar dinero en animación ni en nada parecido, puedes organizar tú los juegos para que jueguen y lo pasen en grande. Por ejemplo, puedes organizar unas carreras de saco, competiciones de juegos de mesa, un tiempo de música para baile, un karaoke, juegos infantiles como el escondite… etc.

Juegos infantiles

Que no falte la hora del cuento o de la relajación

Cuando se celebra un cumpleaños en casa y se realizan actividades físicas, es necesario calmar un poco a los niños antes de que vuelvan a sus casas. Por este motivo es necesario tener un plan para que los peques descansen como por ejemplo tener un rato de cuento, ver un corto de animación que a los niños les guste antes de que se vayan a casa… las opciones son infinitas.

Si haces la fiesta en casa, es probable que acabes más cansado/a que los niños, pero sin duda merecerá la pena la cara de satisfacción y la felicidad que tendrá tu hijo por haber celebrado un cumpleaños tan bonito y divertido.


Un comentario

  1.   Macarena dijo

    ¡Ay María José! Seguro que a muchas mamás y muchos papás les viene de perlas este post. Yo apuesto por los cumples sencillos que por ende son económicos, pero además pueden ser mucho más personalizados, amigables y entrañables. También he participado en cumpleaños compartidos con ambos hijos. Al final, se pueden ensayar varias fórmulas sin que la niña o el niño deje de tener su particular fiesta (con la que lleva soñando semanas).

    Un abrazo.

Escribe un comentario