Claves para amamantar con éxito (III)

Lactancia MixtaLos beneficios de la lactancia son muchos, tanto para la madre como para el pequeño. Durante la lactancia, le pasas a tu bebé, por medio de la leche, todos los anticuerpos necesario, además de que lo estás alimentando con el mejor alimento.

  • ¿Es posible que no le guste el sabor?: El mal sabor de la leche es otro de los mitos que se ha ido transmitiendo sin razones objetivas que lo corroboren. Sí es cierto que la leche puede coger el sabor y olor de ciertos alimentos… que no tienen por qué disgustar al bebé.
  • ¿Cómo debo colocarme?: Lo importante es que estés cómoda. Deberías tener la espalda y los pies bien apoyados, y los hombros echados hacia atrás. Siempre es el bebé quién debe acercarse a tu pecho, no tú la que te inclines hacia él. Te irá bien tener un lugar en el que apoyar los brazos.
  • ¿Le tengo que poner de una manera especial?: Puedes estirarle en tu regazo, ponerle en posición de rugby (con su cuerpo bajo tu brazo y las piernas por detás de tu espalda), sentado o estiraros los dos. Lo que te resulte más fácil.
  • ¿Cómo sé que está bien agarrado al pecho?: Sitúa su nariz al nivel de la areola. Procura que abra mucho la boca para que el pezón quede debajo de la areola. La barbilla queda tocando al pecho y la nariz también, aunque algo más separada porque echa la cabeza un poco para atrás.
  • ¿Qué signos muestran que mama correctamente?: Tras unos minutos succionando notarás que empieza a tragar y que se detiene de vez en cuando. Verás como la oreja se le mueve suavemente, los labios están soblados hacia fuera y queda más areola visible por encima de su boca que por debajo.

  • Me duele ¿tengo el pecho sensible?: Dar el pecho nunca debe doler. Las molestias se deben la mayoría de las veces a una mala posición del bebé al pecho, aunque si mama con ansiedad también puede generarlas. Si las notas nada más empezar, apártale y vuélvela a colocar.
  • ¿Debería pesarle a menudo?: Los primeros días, hasta que se establece la lactancia, puede necesitarse un mayor control. Pero más adelante, en cuanto el peso empieza a evolucionar, con pesarle una vez al mes es más que suficiente.
  • ¿Por qué no hace caca cada día?: Durante las primeras semanas los recién nacidos suelen  hacer deposiciones cada vez que maman o, al menos cada día. En cambio, al cabo de unas semanas es probable que hagan caca con un intervalo de varios días. En esta fase no debe preocuparte su frecuencia sino su consistencia. Si son blandas y del típico color amarillento, no hay problema.
  • ¿Es malo que se quede dormido al pecho?: No tiene importancia. Muchos bebés se adormilan tras mamar porque están saciados, relajados y satisfechos.
  • ¿Dejará pronto de mamar por la noche?: Eso nunca puede saberse. Hay bebés que siguen despertándose para mamar un par de veces durante meses y otros que muy pronto duermen de un tirón sólo con el pecho. En general, la leche materna se digiere fácilmente por lo que reaparece antes la sensación de hambre. De todos modos, bebés alimentados con biberón siguen despertándose por la noche duratne mucho tiempo.

Escribe un comentario