Claves para amamantar con éxito (V)

Mitos LactanciaPara terminar con esta serie de artículos, te proponemos que le des de mamar a tu bebé. Es el acto de amor más grande que puedes darle.

  • ¿Tengo que comer más?: Aunque los especialistas cifran las necesidades calóricas de las mujeres que crían en 500 kcl. más, cada caso es distinto. Lo más sensato es alimentarse según el propio criterio. No hay que esforzarse ni permitirse todos los caprichos. Usa el sentido común.
  • ¿Debería beber más líquidos?: Aunque te hartes de agua no tendrás más leche, aunque si te falta agua podrías tener menos. Déjate guiar por tu sed.
  • ¿Qué tengo prohibido si doy el pecho?: No existen alimentos prohibidos. A algunos como la col o las legumbres se les ha acusado de provocar gases, como si éstos transmitieran por la leche cuando, en realidad, se generan en el intestino de la madre. El alcohol es otro tema: pasa a la leche rápidamente así que no bebas, y si lo haces en una rara ocasión, tómalo después de una tetada para eliminarlo antes de la siguiente.
  • ¿Si fumo puedo amamantar?: No se debería de fumar nunca, pero si eres consumidora habitual de tabaco ten presente que, aunque la nicotina pasa a la leche materna, a tu hijo lo que le perjudica más es el humo que respira. Si no puedes dejarlo es mejor que le des el pecho, porque al menos así lo preoteges contra enfermedades respiratorias.

  • ¿Le doy el pecho si estoy enferma?: Sí, La leche no va a contagiarle y, como ya ha estado en contacto con los gérmenes en el período de incubación, si le das el pecho le proporcionas anticuerpos.
  • ¿Si me medico tengo que interrumpir las lactancias?: No necesariamente. En realidad hay muy pocos fármacos incompatibles con la lactancia.
  • ¿Y si me hospitalizan?: Depende del motivo, pero para no interrumpir la lactancia lo mejor sería que te trajeran a tu bebé de vez en cuando para darle de mamar y que, previamente, te saques leche para que se la puedan dar en tu ausencia.
  • ¿Es fácil extraerse leche?: Sí, hoy en día existen varios modelos de sacaleches en el mercado para que puedas elegir. Lávate las manos antes y masajéate el pecho. Guarda la leche en envases de capacidad media para ofrecer a tu hijo la que necesita sin desperdiciarla. Féchalos para consumir siempre los más antiguos. Si te la extraes en el trabajo, transpórtala en una bolsa refrigerada.
  • ¿Cómo debe conservarse?: Aunque a temperaturas ambiente sigue en buen estado 6-8 horas (a 25°C), guárdala en la nevera si se la va a tomar en las próximas horas, pero no en la puerta. En el refrigerador se conserva durante 3-5 días. En el congelador, a -21°C, mantiene sus propiedades entre seis y 12 meses.
  • ¿Cómo se la preparó?: Lo mejor es calentarla directamente tras sacarla del congelador o dejar que se descongele en la nevera. Prepárala introduciéndola en un cazo con agua caliente, fuera del fuego, o en el microondas. En éste último caso es especialmente importante remover bien la leche después para que la temperatura sea uniforme. Compruébala siempre antes de dársela.

Escribe un comentario