Los colegios deberían contar con protocolo de shock anafiláctico

Anafilaxia

Coincidiendo con el inicio del presente curso escolar, la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP) comunicaba la necesidad de que el personal docente y no docente de los colegios, sepa “cómo actuar” en caso de manifestación alérgica grave, lo que conocemos como anafilaxia. En estas situaciones la vida de una niña o un niño puede correr peligro, de ahí la necesidad de evitarlas, pero también de ACTUAR.

Uno de cada cinco casos de anafilaxia ocurre fuera de casa, y en el 66 % se desencadenan debido a una alergia alimentaria; estos datos obligan a difundir toda la información posible, pues niños y niñas pasan muchas horas en el colegio, y una buena parte de ellas en contacto con alimentos. Desde el comedor, hasta la hora del almuerzo, o de la merienda (en la escuela vespertina o actividades extraescolares): son momentos en los que las alumnas y los alumnos con alergias (y aunque sepan lo que les ocurre) podrían compartir con sus compañeros, o probar algún producto sin especificación clara de ingredientes. La prevención es importante, como lo es la correcta administración de la medicación de rescate.

De ese porcentaje que sucede fuera del hogar, entre un 10 y 18 por ciento de incidentes se desencadenan en las escuelas. La campaña que lanzada por la organización mencionada, reclama que existan autoinyectores de adrenalina en los centros educativos.

Los niños alérgicos deberían (y seguro que así es) portar tratamiento de rescate, pero en todos los espacios públicos y privados en los que concurran menores que presentan este riesgo, también han de estar provistos con estos autoinyectores. La adrenalina puede evitar el peor desenlace, especialmente cuando se administra precozmente.

Desde SEICAP se disponen a contactar con las autoridades, para organizar formación en los centros, dirigida al personal docente (y no docente)

Adrenalina para salvar vidas.

Ya os lo habíamos contado: la anafilaxia supone una reacción sistémica; en cuanto a los síntomas, copio de una publicación anterior nuestra:

“Se manifiestan síntomas en la piel como urticaria y angioedema, que aparecen con afectación de los sistemas respiratorio, digestivo o cardiovascular. Los primeros signos se localizan en los labios, el paladar, la faringe o la piel (edema, picor, ronquera,…). La evolución posterior lleva al broncoespasmo, hipotensión y colapso cardiovascular”.

En ocasiones las consecuencias son muy graves, y aunque la mortalidad es baja (entre 0,05 y 2 por ciento de reacciones graves), sería deseable poder evitar esos fallecimientos. El mensaje principal es “es necesario aplicar todas las medidas de prevención y tratar precozmente los síntomas de alarma“.

Signos de alarma

  • Tos.
  • Picor en nariz y ojos.
  • Estornudos.
  • Dificultad respiratoria.
  • Afonía.
  • Dificultad para tragar.
  • Vómitos.
  • Dolor abdominal intenso
  • Mareos.
  • Somnolencia

SEICAP ha realizado una encuesta a 2400 profesores: los resultados confirman que el 90 por ciento no sabe cómo administrar un autoinyector, y seis de cada diez no sabe qué es la anafilaxia. “Lo ideal sería que en cada centro educativo al que asistan niños con enfermedades alérgicas, haya un protocolo de shock anafiláctico, para saber cómo actuar”. En caso de que exista exantema, se aplicarán antihistamínicos, y si la anafilaxia cursa con asma, broncodilatadores.

Ante los primeros síntomas se debe administrar la adrenalina, de esta manera se evita la evolución: si existe riesgo, se puede inyectar antes de pedir asistencia médica, a la vez que se llama al 061 (teléfono de emergencias sanitarias)

A continuación, un vídeo que forma parte de la campaña, y resulta muy instructivo, pues explica los pasos a seguir en caso de anafilaxia. Hacia el final, se señalan los principales errores en la utilización de los autoinyectores, que son: no quitar el tapón, sujetar el autoinyector por la parte de la aguja, emplear autoinyectores caducados.

Imagen — TaylorHerring


Categorías

Salud

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita adolescencia!... Ver perfil ›

Escribe un comentario