¿Sabes identificar los síntomas de un ahogamiento? Así se actúa

calor y playa

En verano es difícil entretener a los niños, no podemos salir de paseo y jugar en el parque es imposible por el calor intenso, así que es época de disfrutar con ellos de las piscinas, ríos o el mar.
Y cada año nos encojen el corazón las noticias de ahogamientos, ¿sabrías actuar en ese caso?

Síntomas de ahogamiento

  • Los síntomas nos indican la gravedad del ahogamiento.
  • Dificultad respiratoria
  • Tos
  • Vómitos
  • Estado de agitación
  • Inconsciencia
  • Color azulado de la piel, sobre todo alrededor de la boca

Como actuar ante un ahogamiento

  • Debemos actuar en el mismo momento y lugar en el que se produce el ahogamiento. Los minutos son vitales en estos casos.
  • Sacar al niño del agua donde se ha producido el ahogamiento.
  • Comprobar si respira, si es así colocarle en posición lateral de seguridad. Esto ayudará a que expulse el agua de los pulmones o permite la salida del contenido del estómago en el caso de que vomite.
  • Si no respira inicia las maniobras de reanimación cardiopulmonar básica.
  • Intenta evitar que el niño pierda calor, puedes taparle con una manta o similar.
  • Aunque es un mito muy extendido no debemos hacer compresiones abdominales para que expulse el agua.

en la playa

Como prevenir el ahogamiento

Las normas básicas  para prevenir ahogamientos pasan por la educación y la vigilancia a los niños.

Enseña a tu niño técnicas de seguridad en el agua, como flotar o colocarse boca arriba y gritar pidiendo ayuda si caen a una piscina.

Elegir para el baño siempre lugares seguros y a poder ser, vigilados.

Comprobar la temperatura del agua antes de entrar es muy importante, así evitaremos cambios bruscos de temperatura.

Enseña a los niños la importancia de que no se tiren de golpe a la piscina. Antes deben ducharse para acostumbrar su cuerpo a la temperatura del agua.
Los flotadores o manguitos de flotación no aseguran al 100% la seguridad del niño, no dejes de vigilarle nunca.
No dejes al niño al cuidado de niños mayores o adolescentes, es fácil que se distraigan.
Si tienes piscina propia o vas a una casa en la que la hay, asegúrate de que está correctamente vallada, con la puerta de acceso cerrada.
No dejes que los niños correteen alrededor de la piscina ni permitas que jueguen a las ahogadillas o juegos similares.
En la playa asegúrate de que en la zona donde se baña el niño no hay ninguna corriente que pueda arrastrarle.

Si ves al niño cansado o se queja de frio sácale rápidamente del agua y abrígalo. Consulta con el puesto de socorro mas cercano si no mejora rápidamente.

No permitas que se bañen de noche o si el socorrista no se encuentra en la zona. Respeta las indicaciones que puedan prohibir el baño.

nios en la piscina

Cuando el niño realice algún deporte acuático o suba en una barca siempre debe llevar el chaleco salvavidas puesto, aunque sepa nadar.
No dejes que se bañe solo en el mar, ni siquiera en zonas poco profundas. Mejor que estés siempre cerca.
Ten cuidado con los colchones y las balsas hinchables que son fácilmente arrastrables por las corrientes.
No permitas que el niño nade contracorriente hacia el interior del mar ni que se tire desde peñascos o pequeños muelles.

En el siguiente video de la Comunidad de Madrid nos dan algunos consejos muy interesantes para prevenir los ahogamientos en las piscinas.


Escribe un comentario