Cómo es el sueño en los bebés y niños

bebe-durmiendo-300x195
Ya sabes que cuando sos madre dejarás de dormir plácidamente por algún tiempo. Sin embargo, es posible que toda la familia pueda descansar varias horas seguidas a medida que el bebé va creciendo y disminuye su necesidad de comer durante la madrugada.
Te contamos cuales son los hábitos de sueños más generales según las diferentes edades:
Durante las primeras semanas de vida es normal que el bebé duerma gran parte del día. De a poco, comenzará a estar más tiempo despierto. A partir de los diez meses ya está preparado para dormir toda la noche sin despertarse y realizar dos siestas durante el día.
A los dos años son muy útiles las rutinas. Bañarlo y leerle un cuento antes de dormir es una buena medida para que el niño se habitúe a dormirse tranquilo y siempre a la misma hora. Es normal que tengan miedo a la oscuridad y pidan que dejemos una luz encendida. Este pedido debe ser concedido, ya que una pequeña luz les brinda seguridad. Si el niño está dejando los pañales es frecuente que aún se orine en la cama durante la noche. No debemos reprenderlo, aún está en proceso de aprendizaje.
A los tres años los niños son más independientes. Muchos ya abandonan el muñeco con el que dormían hasta entonces. Duermen toda la noche sin problemas y es muy raro que se levanten a orinar, aunque los niños tienen menor retención de orina que las niñas, por lo que muchos se levantan y van al baño. A esta edad se resisten a dormir la siesta y luchan para no dormir. Esta conducta se intensifica durante los cuatro años. La siesta ya no será parte de la rutina y a la noche se negarán a irse a acostar. Sin embargo, una vez que se duermen pueden hacerlo por diez o doce horas seguidas.
A los cinco años pueden aparecer miedos nocturnos y son comunes las pesadillas y el sonambulismo. No hay que despertarlos sólo acariciarlos y tranquilizarlos hasta que vuelvan a dormirse.

Foto vía jbvenezuela


Escribe un comentario