Cómo hacer pintura espumosa

pintura espumosa

En estas fechas sabemos que los más pequeños de la casa pueden pasar días muy entretenidos y días muy aburridos. Los mayores estamos muy ocupados preparando las cenas o comidas familiares, comprando regalos…así que hemos de intentar sacar tiempo para hacer cosas con ellos.

Para que se lo pasen bien en estos días os vamos a enseñar cómo hacer una pintura espumosa para que los más pequeños se entretengan en hacerlo y luego hagan pinturas con ella y porqué no, decorar un rincón de la casa con sus creaciones. 

Para hacer esta pintura es necesario tener una taza de agua, una de harina, una de detergente o jabón líquido y colorante alimenticio de los colores que vayamos a utilizar. Primero mezclamos la harina y el agua en un tazón grande y removemos hasta que esté completamente lisa y sin grumos. Añadimos el jabón líquido y vertemos en diferentes recipientes un poco de la mezcla obtenida y finalmente le ponemos el colorante alimenticio que queramos. Hemos de saber que cuando usamos el colorante el tono que salga puede ser más o menos intenso según la cantidad que le añadamos.

Con esta mezcla hemos conseguido que los peques usen su lado creativo ya que les dejamos que eligan los colores que quieran usar y que trabajen con texturas diferentes a las que están acostumbrados normalmente. Un rato divertido y donde van a aprender a hacer sus propias pinturas.

 


Escribe un comentario