Cómo prepararse para la lactancia

Bebe_tomando_teta_001

Cuando estamos embarazadas comienza nuestra preocupación por como será la lactancia. Nos surgen dudas sobre si tendremos leche suficiente para amamantar al bebé, si sabremos darle de mamar, etcétera.

La realidad es que es muy raro que haya mujeres que no produzcan leche, así que despreocúpate por ese tema. Lo que sí puedes ir haciendo mientras estas embarazada es ir preparando los senos para que estén en óptimas condiciones para cuando nazca el bebé. Cómprate una crema de caléndulas y masajéate los pechos al menos una vez al día. De esa manera estarás activando las glándulas mamarias además de preparando la piel. No te preocupes si en los meses previos al parto te sale un líquido amarillento de los pechos. Es una buena señal de que estás produciendo calostro.

Otra cosa que debes observar son tus pezones. Lo ideal es que sean bien protuberantes, si los tienes muy planos al bebé le costará tomarlos para alimentarse por lo que es conveniente que te hagas masajes diarios tratando de estirar los pezones.

Ten en cuenta que el día en que nazca tu bebé e incluso los días posteriores tus pechos se llenarán aún más de leche, por lo que puedes sentir dolor en los pechos, además de subirte fiebre. Es completamente normal y se alivia con un baño, crema de caléndula o paños fríos sobre las mamás. Verás que cuando el bebé comience a amamantarse se te aliviará el dolor.

Siempre recuerda ofrecerle un pecho por vez, así te asegurarás de no tener un seno más lleno que el otro.

Si estás preparando el ajuar recuerda que para la hora del amamantamiento necesitarás algunos baberos y pequeños toallas para secar el exceso de leche.

Y a prepararse que muy pronto estarás alimento a tu bebé.

foto: vía Periódicovecino


2 comentarios

  1.   Bebelandia dijo

    muy interesante la nota, muy buena la informacion. un gran saludo.

  2.   Mariela dijo

    Por favor me pueden ayudar ,mis pechos no producen leche no se q hacer.Saludos….

Escribe un comentario