La Comunidad Valenciana garantiza el derecho a la identidad de género en la escuela

¡Por fin! En la Comunidad Valenciana se cuenta con un protocolo de acompañamiento a fin de garantizar el derecho a la identidad y expresión de género, y a la intersexualidad, en los centros Educativos; la medida ya ha sido aprobada en los centros educativos públicos, y los que así lo quieran, podrán acogerse a ella. Iniciativas como esta ya existían en Andalucía, Cataluña, Baleares, Madrid… y seguro que en más lugares de la geografía española.

¿Qué pretende en todo caso el documento? Pues el principal objetivo es la inclusión educativa… esa escuela inclusiva de la que tanto se habla, y que en la práctica aún está en fases tempranas de su desarrollo.

Pero también se asume que la igualdad y la diversidad deben ser valores capitales e irrenunciables; así, TODAS las personas implicadas en una comunidad educativa deben respetar y hacer respetar los derechos humanos. De eso se trata: tan fácil y en ocasiones tan lejano. Para el próximo mes, la Consellería de Educación y Cultura de la Generalitat, ya ha previsto la realización de una Jornada de trabajo destinada a coordinadoras y coordinadores de igualdad y convivencia en los centros. Ni que decir tiene, que si se persigue la inclusión y se pone en alza la diversidad, también se está previniendo la LGTB fobia.

Tratar la identidad de género en la escuela.

En ocasiones lo complicamos todo en exceso, me refiero a la sociedad en general, sería más fácil si simplemente nos consideráramos personas iguales dotadas de Derechos. Pero el caso es que (según fuentes recogidas por la asociación Chrysallis, hay una persona transexual por cada 1000, aproximadamente. Lo cual en el caso de los menores significa muchas familias aún ocultas, muchos menores que sufren y mucha incomprensión. Cualquier discriminación que tenga relación con el propio SER, o con la identidad de cualquier tipo es muy dolorosa, por eso es importante el compromiso del sistema educativo.

Este artículo de El Confidencial, nos presenta un proyecto muy, pero que muy integrador (y bonito), se desarrolla en el IES San Isidro (de Madrid). Allí han hecho realidad esos valores de igualdad y libertad que parecen inalcanzables. Cuentan que “es tan simple como tener un ideario y ponerlo en práctica”, cuestión de voluntad. Algunas de las medidas implantadas y normalizadas en aquel instituto, se pondrán en práctica poco a poco en centros de la Comunidad Valenciana, con el apoyo del gobierno autonómico.

Las medidas inclusivas.

Documentación administrativa en consideración con el nombre y género con el que la persona transgénero se siente identificada, docentes y compañeros que se dirigirán al alumno o a la alumna según el nombre y adscripción de género escogida, libertad de vestimenta… También se garantizará tal alumnado el acceso a lavabos y vestuarios según su identidad. Y esto es un paso bastante importante, porque he encontrado el testimonio de una chica llamada Julieta Evancho (norteamericana) que se quejó a su colegio de que hubieran dispuesto aseos unisex como medida de integración, en lugar de permitirle usar el de chicas.

Como os he dicho, en Andalucía ya cuentan con este protocolo desde hace tiempo, y según hemos leído, allí las familias son las responsables del trato dispensado en los colegios. Madres y padres deciden cómo docentes y compañeros deben dirigirse y actuar hacia un menor transexual.

Nosotras celebramos este paso a favor de la Escuela Inclusiva que se ha dado en la Comunidad Valenciana.


Categorías

Varios

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita adolescencia!... Ver perfil ›

Escribe un comentario