Conjutivitis en los niños

Las lágrimas tienen la función de proteger los ojos, manteniendo limpio y defendiendo los ojos del ataque de bacterias, virus, hongos, parásitos e inclusive humo y la contaminación ambiental. Pero cuando la protección no fue suficiente, pueden afectar los ojos.

La conjuntivitis, también conocida como inflamación conjuntival u ojo rojo, es la inflamación o infección una membrana que cubre el ojo y el interior del párpado, pudiendo afectar a uno o dos de los ojos. Es una afección común y su tratamiento depende de la causa que la originó; aunque no es grave los síntomas son muy molestos.

Hay varios tipos de conjuntivitis. Veamos cuales son:

  • Viral: la inicia un virus, generalmente ocurre en los meses fríos cuando la persona se encuentra con un resfriado viral, y este virus a su vez, ataca a los ojos produciendo la conjuntivitis viral u ojo rojo. Este tipo de conjuntivitis es muy contagiosa y como toda enfermedad viral desaparece por sí sola. La conjuntivitis viral se alivia colocando compresas frías sobre los párpados y pomadas lubrificantes; el uso de gotas o pomadas antibióticas es opcional.
  • Bacteriana: pueden curarse por sí solas alrededor de 5 días, pero si se aplica gotas o pomadas antibióticas su curación será en menos días. Se alivia colocando compresas frías sobre los párpados y se recomienda eliminar las costras y secreciones haciendo un lavado con algodón y agua hervida fría. Aparecen con frecuencia en los meses fríos.
  • Alérgica: es una reacción ante algún elemento externo que causa la alergia (ácaros, polen, etc.), suele atacar a personas que tienen otras enfermedades alérgicas como por ejemplo asma. Generalmente causa picazón y se pueden ver bolsas con líquido, si se elimina el elemento que la causa, desaparece. Se alivia colocando compresas frías sobre los párpados. Es común durante la primavera y el otoño. Para su tratamiento se utiliza gotas antihistamínicas.
  • Del recién nacido: sucede cuando el bebé se infecta por una bacteria en el momento que atraviesa el canal del parto (oftalmia neonatal) o si tiene obstruido el conducto lacrimonasal, se debe tratar inmediatamente porque puede afectar la córnea dañando la visión del bebé. Aparece como máximo al mes de nacido.
  • De Piscina: causada por el contacto de los ojos con el agua de piscina que contiene cloro y otros productos químicos, además en piscinas públicas con un mal tratamiento de sus aguas pueden convertirse en caldo de cultivo de virus y bacterias.
  • Químicas: causadas elementos que trae el viento, humo, productos químicos, etc.

¿Cómo prevenir la conjuntivitis?

  • Lavarse las manos y cara con jabón.
  • No tocarse los ojos con las manos.
  • Cambiar las fundas de las almohadas.
  • Se debe tener mucha higiene, lavando las manos para evitar contagiarse o si ya se tiene la conjuntivitis, contagiar a más personas.
  • No compartir toallas, almohadas, etc.
  • Si se tiene conjuntivitis no practicar la falsa creencia de curarla con el lavado de los ojos con limón o miel.
  • En el caso de los adultos no usar cosméticos por mucho tiempo (respetar la fecha de vencimiento) y tener especial cuidado con los lentes de contacto

Escribe un comentario