Consejos para principiantes: Limpieza de la mamadera

La limpieza del biberón o mamadera es algo importantísimo para evitar el contagio de enfermedades o que esté en contacto con microbios.

Antes de hervir la mamadera es bueno cepillar el interior para eliminar restos de leche o jugo que pudieran quedarse adheridos. Luego, para mantenerlos estériles hay que hervirlo. La temperatura exacta para que sea beneficioso es que no supere los 80 grados. Cuando terminamos de hervirlo, lo llevamos a la heladera.

Algunos pediatras recomiendan esterilizar los biberones hasta los 4 meses de edad, otros hasta los 9. Por eso, consulta con tu pediatra que él te dirá hasta cuando es conveniente para tu hijo. Pasado el tiempo que te de tu pediatra, no es necesario esterilizar más las mamaderas.


Escribe un comentario