0

Curiosidades: El mal de ojo en los niños

meneame_share

El mal de ojo en los niños, es un mito que todavía a muchas personas les preocupa. El niño está muy nervioso, se pone enfermo, llora mucho, está sobresaltado…

Los remedios a este motivo, han ido de boca en boca, desde tiempos inmemorables, nuestras abuelas, han sido las encargadas de informarnos de estos remedios curativos.

El huevo, el alumbre y el periódico, son los remedios más conocidos por nuestros antepasados para esta cura.

El huevo se le atribuye esta propiedad por su poder energético. Su aplicación consiste en pasar el huevo desde la cabeza hasta los pies empezando por los ojos, corazón y estómago (estos puntos son donde más energía se desprende) y después se abre en un vaso de agua. Si la clara y la yema salen cocidas es que el niño está “tomado de ojo”. La explicación a este fenómeno, es que el huevo, se encuentra  a una temperatura de menos de 37º C, al pasarlo por el niño, la energía que ese desprende lo cuece.

Otra forma es el alumbre, un mineral, el cual, es pasado igualmente por el cuerpo del niño, a continuación se mete dentro de una olla a fuego moderado. Cuando el alumbre se ha consumido, aparece en el fondo lo que le tomó de ojo o lo que le dio el “susto” para que se encuentre en este estado. Puede aparecer un animal, una sombra o incluso la inicial de la persona que lo hizo.

El periódico también se utiliza para ello, se dice que pasándolo por el niño, lo libra de las malas energías. Cuando se ha finalizado la acción de pasarlo, se lleva lejos y se quema.

¿Remedios? ¿Mitos? Nunca se sabe.


meneame_share

Escribe un comentario