Convulsiones en los niños

La convulsión constituye el problema neurológico más común y una de las urgencias mas importantes para los pediatras.

La convulsión se produce cuando existe un conjunto de neuronas (células del sistema nervioso) que descargan “electricidad” de una forma desordenada e involuntaria provocando manifestaciones neurológicas. Las convulsiones se pueden manifestar de distintas maneras:

  • Se produce contracciones musculares en forma de sacudidas.
  • Se produce contracciones musculares sin sacudidas dejando al niño como duro.
  • Se produce ambas cosas (primero rigidez, seguido de sacudidas). Esto es el más frecuente.
  • No hay contracciones musculares sino que el niño parece haberse desmayado.
  • En algunos cosas no existe ninguna de las alteraciones de la motricidad sino que se producen cambios bruscos de la tensión arterial, desconexión del ambiente con perdida de conciencia.

Es importante recalcar que no toda convulsión es debida a una epilepsia; ésta es una de las múltiples posibilidades. Eso quiere decir que el hecho de que su hijo haya sufrido una convulsión aislada no implica necesariamente que sea epiléptico.

Para hablar de epilepsia es preciso que este tipo de crisis convulsivas se repitan, además de cumplir otros requisitos. La exagerada descarga eléctrica puede deberse a muchas causas, por ejemplo:

  • Disminución importante de la glucosa en la sangre
  • Alteración de los niveles de calcio, magnesio o sodio de nuestro organismo
  • Disminución de la oxigenación cerebral (asfixia, ahogamiento)
  • Infecciones (encefalitis- meningitis), hemorragia o tumores del sistema nerviosos
  • Intoxicaciones
  • Convulsiones febriles

Fuente


Categorías

Salud

Admin Madres Hoy

Administrador de Madres Hoy, una web de contenido especializado para las madres de todo el mundo. Descubre los mejores consejos para el cuidado de tu... Ver perfil ›

Escribe un comentario