Crisis y familias

 

Son tres años ya los que llevamos en crisis, la debacle procedente de los años de la Belle Epoque, ha recaído especialmente sobre los núcleos familiares que han debido enfrentarse a una pérdida de calidad de vida que ha llevado irremediablemente a un cambio de hábitos de la familia.

Pero… ¿cómo explicarles a los niños lo que sucede?

Es bien cierto que, desde el primer momento en el que nuestra condición pasa de personas a padres, un sentimiento de responsabilidad siempre en ascenso nos invade en todo lo relacionado con nuestros hijos.

Quisiéramos darles siempre lo mejor, lo más hermoso, lo más deseado pero… en ocasiones, simplemente es imposible.

En primer lugar es fundamental desprenderse del sentimiento de culpa y abordar el término crisis en su acepción más vinculada con el cambio. Como sea, la situación ya está ahí y no sirve de nada permitir que la culpa o la desesperación bloqueen nuestra capacidad de respuesta.

Sin duda, nuestros hijos son personas y, aunque parezca una obviedad, se transformarán en adultos que deberán enfrentar situaciones bien similares o simplemente, adversas a lo largo de su vida.

Es de vital importancia utilizar la crisis, sus efectos colaterales y su incidencia sobre el núcleo familiar para explicar a los niños el funcionamiento de la vida, el sentido de la responsabilidad, el fomento del ahorro y la adopción de herramientas necesarias para enfrentar cualquier situación adversa que pueda presentarse.

Nunca tenga temor de decirle a su hijo “no tengo dinero para ese juguete, esa salida, esas zapatillas”, sienta que esta formando a sus hijos de acuerdo con la situación real del mundo.

Explique de una forma adecuada para su edad, que el mundo atraviesa un ciclo en el que durante los años pasados fuimos demasiado generosos con los gastos y ahora es el momento de ahorrar como forma de sanear la economía, desde la global hasta la familiar.

Aproveche el momento actual para pasar más tiempo realizando actividades en familia o al aire libre pero siempre dando a sus hijos toda la seguridad, todo el amor y toda la protección que realmente necesitan para crecer sanos.

La transmisión de valores… lograr que los niños crezcan con la certeza de que sus padres son un refugio y que siempre velarán por su bienestar, son acciones que no requieren de un presupuesto económico y que sientan las fases de la autoestima, autoconfianza y seguridad en sí mismos… con ellas, todo lo que les traiga la vida podrán enfrentarlo, solventarlo y seguir hacia delante.

¿Qué más se puede pedir para ellos?


Categorías

Consejos

Bebes Mundo

Bebesmundo era una web dedicada al mundo de los bebés. Actualmente está integrada en Madreshoy.com formando una web de mayor tamaño y con una... Ver perfil ›

Escribe un comentario