Cuidado de la piel del bebé (I)

baño del bebe

Muchas madres ya saben que la piel de su bebé es más delgada, más frágil y menos aceitosa que un adulto, y que ésta produce menos melanina, la sustancia que ayuda a evitar las quemaduras solares, es menos resistente a las bacterias y sustancias nocivas en el medio ambiente, especialmente si está irritada. 

Los bebés también sudan pero menos que el resto de nosotros, por lo que es más difícil para ellos mantener su temperatura corporal interna.  Por otro lado, la mayoría de los bebés son menos propensos a reaccionar ante los alergenos. En las primeras semanas después del parto, su bebé conservará algunas de sus células de la piel, pero estas por lo general desaparecen con bastante rapidez. 

Además, hay algunas otras condiciones de la piel que son comunes durante la infancia y que son normales, la mayoría de las veces, fácil de administrar:  El salpullido: granos pequeños de color rosa, a menudo en todo el cuerpo.  Esta situación se presenta cuando existe en la zona habitada alto calor y humedad, y sin glándulas sudoríparas.  A fin de aliviar esta malestar se recomienda No sobrecalentar la habitación, mantener la ropa suelta y limpia, además de secar la piel a fondo las veces que sean necesarias.

También existe el Acné Infantil y manchas rosadas en la cara, esto es debido que cuando los bebés nacen, todavía conservan sus hormonas de la madre durante un corto tiempo y, en consecuencia, se puede producir acné infantil.  Esto usualmente desaparece por su propia cuenta en las primeras semanas.  Si no es así, se debe consultar con un profesional de la salud.


Escribe un comentario