Cuidado del recién nacido (III)

Higiene

La higiene de tu bebé también es muy importante. Los bebés se pueden bañar desde los primeros días, siempre teniendo mucho cuidado de que el nivel del agua no llegue al ombligo. Otras madres prefieren que se les caiga el ombligo antes de sumergirlos.

Pero aunque no lo sumerjas debes ingeniártelas para higienizarlo, con un algodón, o un paño de algodón muy suave. El jabón que uses se aconseja que sea neutro, sin perfumes ni ningún tipo de agregados, ya que estos componentes pueden irritar la piel delicada y sensible del bebé. Debes quitarle el jabón por completo. Una vez que puedas sumergirlo en una bañera, trata de que su cabecita esté siempre por fuera del agua, mientras lo bañas con una mano, sostenle la cabeza siempre para mantenerla fuera.

Cada vez que defeque debes cambiarlo y limpiarlo, no lo dejes sin cambiar, ya que la materia fecal suele causarles unas paspaduras terribles, incluso heridas. Y aunque no haya defecado, si el pañal está demasiado mojado, debes cambiarlo también. Trata de que tu bebé este siempre seco. Se recomienda que cada vez que le cambies los pañales uses agua tibia que será inocua para su piel, ya que algunos productos de limpieza, aceites o cremas están contraindicados en los bebés pequeños. Tampoco se aconseja el uso de talcos, puede haber riesgo de aspiración y causar daño en sus pequeños pulmones.

Luego de que lo higienices, asegúrate de que está bien seco, no lo dejes húmedo, se puede paspar. En el caso de las niñas, los genitales deben limpiarse de delante hacia atrás para no arrastrar hacia la vulva las bacterias de la zona anal. En los niños, el pene y los testículos deben limpiarse sin hacer retroceder el prepucio.

Uñas

Es importante que las uñas del bebé estén cortas, para evitar que se rasguñe y lastime. Lo más práctico es cortarle las uñas cuando el bebe esté dormido, ya que estará bien quietito y podrás manipular sus pequeños deditos con comodidad, el ni se enterará. Hazlo con mucha delicadeza y cuidado.

Ropa

La ropa que debe usar tu bebé debe estar lavada con jabón neutro. No uses otro tipo de productos ya que pueden provocarle alergias o irritación. Los bebés recién nacidos suelen tener dificultad en controlar su temperatura corporal, por lo que deben estar adecuadamente abrigados pero no en exceso. La mejor ropa que puede usar tu bebé es de algodón, la lana suele causar irritación. Debes tener mucho cuidado con el sol, protegerlos mucho, sobre todo la cabeza y la cara.

Contacto

Mas allá de todos los cuidados físicos, también es muy importante el contacto físico que tengas con él. Tu calor y el sonido de tu corazón, lo reconfortarán y se sentirá protegido y seguro, de la misma manera que cuando estaba en el vientre materno.

Es importante que estés tranquila, tus cuidados y atención le transmitirán amor, confianza y seguridad. Y si tu estás tranquila y feliz, lo más probable es que él también. Es importante todo lo que le transmitas, favorecerá en su desarrollo y personalidad.

Háblale, cántale, mímalo, pero tampoco lo protejas en demasía, lo puedes angustiar. Lo saludable para su desarrollo psicológico y emocional es mantener un lógico equilibrio entre tus ausencias y presencias. El bebé debe aprender a tener confianza que si te ausentas, volverás. Se sentirá tranquilo y confiado, y de esta manera estará preparado para independizarse y explorar el mundo sin temores.


3 comentarios

  1.   Bessy dijo

    Hola, espero se encuentren bien de salud, mi nombre es Bessy, tengo sieste meses de embarazo, y mi bebe sera una linda niña la cual dare por nombre Bessy Michell. Que tengan todos un buen dia. Me gusto esta pagina web. Muchas gracias.

  2.   CAMILA dijo

    ME EN CANTA ESTA PAJINA YTENGO 8 MESES DE EMBRARAZO Y ESPERO TENE UN HERMOSO BEBE AL CUAL BOY A CUIDAR Y AMAR CON TODSO MI CORAZON UN M UY BUNEN DIA PARA TODOS Y LO QUELO MUCHOOO

  3.   karen dijo

    es re chuli… el bebe y me encanto ver esta pagina
    yo amo los bebes
    les quiero a todos los bebes
    del
    mundo

Escribe un comentario