Cuidados de la piel del bebé durante el invierno

bebes

Uno de los detalles importantes en la evolución del bebé es el cuidado de su piel. Tanto en invierno como en verano, todo cuidado será poco a la hora de proteger su piel. Debes tener en cuenta que la piel es el órgano de mayor tamaño y el que está más expuesto al clima, a las ropas, etc.

En este sentido, durante el invierno, la piel del bebé debe estar protegida de todas las agresiones que pueda provocar el frío. Entonces, debemos evitar dar baños muy calientes para evitar que la piel se quede reseca, se quede áspera o agrietada. El agua debe tener una temperatura de 30 a 32 grados centígrados, y el baño no debe durar más de 15 minutos.

Tambien debemos evitar el uso de jabones y esponjas porque pueden retirar la camada de grasa que existe en la superficie de la piel y que evita la pérdida de agua. Los expertos recomiendan el uso de jabones de glicerina y no usar perfumes o colonias despues de su aseo. 

Y aunque haga mucho frío debemos evitar también el exceso de ropa en los bebés. Si están muy abrigados pueden presentar granos enrojecidos principalmente por el cuello, tronco y piernas, que pueden provocar que el bebé se rasque o que se inflame el local.

Tampoco permitir que el bebe tenga contacto directo de su piel con ropas hechas con fibras sintéticas y lanas. Es recomendable que se use ropa y toallas de algodón.


Escribe un comentario