Cuidados del bebé en el verano (II)

La hora del calentamiento

El peor momento para que su bebé se encuentre al aire libre es entre las 10 a dos de la tarde, que es cuando el sol hace más daño a la piel. Etonces, debe buscar la sombra y un lugar protegido, como debajo de un árbol, una sombrilla o un toldo.

Si tiene una tienda debe ser de una tela tratada para bloquear los rayos dañinos del sol. Asegúrese de que tenga ventanas de malla para una ventilación adecuada.

Sea cauteloso con protector solar

Un bebé menor de 6 meses tiene una piel delicada, por lo que trate de mantenerlo fuera de la luz solar directa. Pero si va estar con los padres en la arena o se va a dar un chapuzón, asegúrese de que esté usando bloqueador solar. Los especialistas recomiendan su uso moderado.

Y para un bebé de más de 6 meses, use protector solar más a menudo. Vuelva a aplicar cada dos horas, o cada vez que se moja o sudoroso. Elija un protector solar resistente al agua diseñado para niños, con un factor de protección solar (SPF) de al menos 15. Aplicar debajo de la ropa también.

Ropa adecuada

Si un niño suda profusamente durante el tiempo caliente y húmedo, se desarrollaran pequeños bultitos en el cuello o la ingle, en los pliegues de su piel en la parte posterior de sus rodillas, o en el pliegue de los codos. Para aliviar el sarpullido por calor, debe quitarse la ropa pegajosa y vestirla con ropa suelta de algodón (o simplemente un pañal) y aplicar polvos de talco del bebé a las zonas afectadas. Mantener ella en un lugar fresco, seco y bien ventilado ayudará a aliviar los síntomas.

Si tiene la piel inflamada y rojiza que es doloroso al tacto, vaya a su médico de inmediato. Y probablemente tendrás que aplicar agua fresca (no fría) seguido por una crema hidratante, a la zona quemada. No reviente las ampollas; que protegen contra la infección.


Escribe un comentario