Cuidando los dientes desde chicos

Muchos niños, por rebeldía o por capricho, no entienden la importancia de cuidar los dientes, cepillándolos luego de cada comida.

Para tener una dentadura sana en la adultez, hay que inculcarles a los niños hábitos de una buena higiene dental. Es sumamente importante un buen cuidado de los mismos desde los primeros dientes (o dientes de leche). Las caries en estos dientes, además de que pueden resultar sumamente dolorosas, pueden provocar infecciones y hasta la perdida temprana de estos dientes, lo que supondrá un mal crecimiento de los dientes definitivos y su posición dentro de la boca.

Para ayudar a los padres en esta ardua tarea -pero muy importante a la vez- hay que desarrollar un buen habito de limpieza dental desde bebes. Luego del salto, algunos consejos.

  • Cuando el primer diente aparece, los padres deben empezar a trabajar para mantener los dientes libres de sarro. Limpie los dientes y encías con una toallita de bebé dos veces al día, o use un cepillo de dientes de niño para limpiar suavemente los dientes. No aplique demasiada presión porque esto podría causar que las encías sean empujadas hacia atrás o que los dientes se dañen.
  • Cuando haya dos dientes juntos, use hilo dental para limpiar los dientes del niño. Usted debe hacer esto por su niño hasta que tenga 7-8 años de edad, y aún entonces usted necesitará supervisar y ver que lo haga apropiadamente.
  • Los biberones a la hora de dormir quizás sean muy comunes, pero llene el biberón con agua. Otras bebidas (leche o jugo) promueven la caries temprana de los dientes.
  • Haga que su niño se acostumbre a usar un cepillo de dientes a temprana edad. Ponga un poco de pasta de dientes sobre el cepillo y deje que su niño practique cepillarse los dientes.
  • Lleve a su niño al dentista cuando tenga dos años de edad. Prepárelo para esta experiencia “jugando al dentista,” o leyendo libros relacionados con este tema. No espere que surja un problema con la salud dental de su niño para visitar al dentista.
  • Un lugar ideal para hacer que su niño practique cepillarse los dientes es la bañera. De ésta manera, será más fácil limpiar las marcas de pasta de dientes.
  • Asegúrese que su niño pueda verse en un espejo mientras se cepilla los dientes.
  • Tenga varios cepillos de dientes de diferentes colores y deje que su niño elija su color favorito para ese día.
  • Para fomentar un cepillado de dientes meticuloso, use un reloj, así el niño sabrá que él / ella puede cepillarse hasta que la alarma suene. O elija la canción favorita de su niño y deje que él / ella se cepille hasta que la canción termine. Dos minutos es un período de tiempo ideal para el cepillado de dientes.

Categorías

Salud

Admin Madres Hoy

Administrador de Madres Hoy, una web de contenido especializado para las madres de todo el mundo. Descubre los mejores consejos para el cuidado de tu... Ver perfil ›

Escribe un comentario