Déle Amor desde pequeños – I

padres_e_hijos

Desde cuando tenemos a nuestro hijo en el vientre, debemos demostrarle cuanto lo amamos y cuan ansiosos estamos por tenerlo en nuestros brazos, y la familia entera. Muchos doctores recomiendan esta muestra de amor entre madre y bebé aún en el vientre, desde aquí es que se inicia el vinculo de amor o afectivo entre madre e hijo.
 
Muchos expertos en el campo han determinado que las relaciones sociales y el buen comportamiento de una persona en su adultez, no es otra cosa que el resultado de una infancia sana, segura y afectiva. En estos casos los efectos que se pueden generar en un niño son muchos, todo a partir de una infancia llena de amor y cariño.
 
De igual forma también existen efectos negativos que al no haber sido identificados a tiempo, podrían disuadir las habilidades sociales y emocionales, cuando ya se es adulto. Aunque muchos padres no lo sepan, para los niños es muy importante sentirse queridos por sus padres, llenarse de esta necesidad fundamental para ellos, tener una seguridad afectiva en los que los rodean, sentir su afecto y responsabilidad sobre ellos, los hará adultos con estas características, también.
 
De esta manera podemos determinar como el afecto representa una de las necesidades básicas e importantes para el correcto crecimiento y desarrollo saludable de los niños. Algunos especialistas señalan que el afecto equivale a un sentimiento generado por naturaleza entre los seres humanos, y el cual causa bienestar, sensaciones positivas y agradables que a lo largo llegan a formar parte de la vida, así como el desarrollo del ser humano.


Escribe un comentario