Déle Amor desde pequeños – VI

padres-e-hijos

Existen muchas maneras y formas de demostrar cariño y atención a nuestros hijos, muchas de ellas están relacionadas con su entorno y actividades que realizan en el Zinder o escuela. Los niños saben diferenciar cuando los padres hacen un sacrificio por ellos, lo cual los llena de mucha alegría, sabiéndose queridos.
 
Tratemos de compartir lo mejor posible con nuestros hijos, que sea un tiempo de calidad, no de cantidad, conversando con ellos, respondiendo a sus preguntas, explicándoles como son las cosas de la vida y las personas realmente, dejarlos ser libres ante sus decisiones, no imponerles cosas que no los hacen felices, hacer las tareas juntos, leerle un cuento por las noches o inventárselos, compartir sus juegos y aceptar a sus amiguitos.

No sólo basta demostrarle el amor a nuestros hijos con hechos o actividades, también debemos decírselo, decirles cuan amados son dentro de la familia.

Respetar a nuestros hijos nos hará modelos de orgullo para los demás y para ellos mismos. Jamás debemos castigarlos con golpe ni agredirlos verbalmente, un buen castigo es retirarle momentáneamente las cosas que a él le pueden agradar, esto lo hará reaccionar y tomar una mejor actitud en otra situación igual.

Lo más importante en todo esto, sentir que son y siempre serán nuestros hijos, y que el amor de una madre es infinito, y ser consientes de que nadie es perfecto en esta vida, y si en nuestras manos esta poder ayudar a nuestros hijos, pues no dudemos en hacerlo, porque la labor de una buena madre, nunca termina.


Escribe un comentario