Diferentes materiales para las ventanas

ventana

Cuando tenemos que decidir qué tipo de ventanas vamos a colocar en la habitación de los niños, tenemos que tener en cuenta no solo  el estilo de la decoración de la estancia, sino también las ventajas y desventajas de los distintos materiales que se presentan los cerramientos de las ventanas. Podemos elegir entre una gran variedad y como no de distintos precios. Es indispensable que además de la entrada de luz natural, las ventanas aíslen totalmente tanto del frio como del calor. Los materiales más utilizados en la fabricación de ventanas para cuartos infantiles son: el PVC y  el aluminio.

Las ventanas fabricadas con PVC, están hechas con policloruro de vinilo rígido. Su estructura interior está formada por espacios huecos, esto hace que sean resistentes a la pérdida y condensación del calor y del frio, siendo por tanto un buen y resistente sistema de aislamiento para el bienestar de los niños. Es de larga durabilidad y fácil mantenimiento, no se oxida además de ser resistente a los impactos. De un precio asequible, el PVC se convierte en uno de los materiales más adecuados para nuestro hogar.

El aluminio, es también muy utilizado en la fabricación de ventanas pues resulta muy ligero pero al mismo tiempo es rígido y resistente, aun en condiciones extremas de frio.  Son muy fáciles de limpiar y está disponible en muchos colores para decorar las habitaciones de los niños. Aunque es un material bastante accesible a cualquier bolsillo, tiene algunas desventajas como por ejemplo; con el paso el tiempo puede llegar a picarse un poco y perder su impecable aspecto. Además es un material que en los meses de invierno ‘’suda’’, haciendo así que la humedad de la habitación aumente considerablemente y por tanto no transmita el confort deseado para nuestros pequeños.

Fuente. Ohdeedoh


Escribe un comentario