Disfraces de Carnaval: viste a tu pequeño de mariquita

disfraz-de-mariquita

El próximo día 17 se celebra el martes de Carnaval, última celebración antes de la Cuaresma; y seguro que ya lo sabéis, porque si tenéis niños en la escuela, todo son preparativos para que los peques luzcan sus disfraces de Carnaval.

Los papás y mamás, también ponen mucha ilusión, tanto que muchas veces, se confeccionan disfraces en casa para participar en las distintas actividades que el entorno nos va a ofrecer. Hemos encontrado este que es muy sencillo, y no os costará de preparar más que unas pocas horas.

Veréis que la protagonista es una niña, aunque evidentemente niños y niñas quieren disfrazarse, y queda perfecto en cualquier caso.

La mariquita es una idea que nos da Dawn en el blog 7alltogether, y estos son los materiales que necesitáis:

  • Tela de disfraces roja
  • Tela de fieltro negra
  • Tijeras de costura
  • Aguja de coser e hilo negro

Cuando compréis la tela pedid consejo sobre el largo y ancho, porque no todos los fabricantes utilizan las mismas medidas. La idea es comprar el doble de largo de lo que necesitéis (y un poco más) y doblar la tela sobre sí misma. También se deben coser los laterales dejando el hueco de la manga.

No quiero complicarlo mucho, así que aunque la túnica sea desmangada, quedará bien si vestís al niño o la niña con un suéter de cuello cisne negro debajo, y unas mallas o leggins, negros también.

Sigamos con el proceso: para el cuello cortáis una abertura (que quepa la cabeza) sobre el doblez de la tela, y después podéis ensancharlo si queréis. Veréis que la niña de la foto lleva lo lleva ajustado con un elástico, pero es innecesario, y además para hacer la orilla que necesitaríais, deberíamos contar con un cuello un poco más alto.

Para finalizar nos quedan tres detalles, dos importantes, y otro menos. Faltan los puntitos del caparazón de la mariquita, se hacen recortando círculos de tela de fieltro, y cosiéndolos sobre la túnica. Opcionalmente se puede usar pegamento fuerte de tubo, dejando secar según indicaciones del envase.

Quedaría también resolver el detalle de la cabeza: una diadema roja se convierte en antenas utilizando limpiapipas de color negro, cuyos extremos se pueden de un lado anudar a la base, y de otro enrollar sobre sí mismos. Por último, si la tela es de disfraz, no suele deshilacharse, pero si queréis que el disfraz os dure, haréis una pequeña orilla en los bajos. ¿A que queda bonito?


Categorías

Moda

Bebes Mundo

Bebesmundo era una web dedicada al mundo de los bebés. Actualmente está integrada en Madreshoy.com formando una web de mayor tamaño y con una... Ver perfil ›

Escribe un comentario